:: Mujer

Los marxistas y la emancipación de la mujer

Para quienes nos consideramos marxistas y revolucionarios, la lucha por la emancipación de los trabajadores es el eje de nuestra lucha. Esta emancipación por la que luchamos deberá ser desde el punto de vista económico-político-social (mediante la superación del capitalismo y la instauración del socialismo) y también cultural (sustituyendo los valores capitalistas burgueses por los socialistas). En ese combate contra esa doble opresión (estructural y superestructural) juega un rol fundamental la lucha por la emancipación de las mujeres trabajadoras.


El Estado proxeneta: La puta no tiene clientes, tiene prostituyentes

\"\" La activista boliviana María Galindo, autora del libro “Ninguna mujer nace para puta”, analiza los mecanismos de explotación del “Estado proxeneta”.


La feminización del VIH es irrefutable…

x IPS ::
20.Ago.08

El rostro oculto de la feminización de la epidemia de Sida, detrás del aumento de las infecciones, es el de las viudas expulsadas de sus viviendas y el de las mujeres que sustentan y cuidan a los enfermos, dijo a IPS Nazneen Damji, de Unifem. La mitad de los más de 30 millones de portadores del virus del sida son mujeres. El contagio femenino se acelera, especialmente en África subsahariana. Activistas consideran que la inequidad de género alimenta la pandemia. La feminización del VIH, el virus que causa el sida, es irrefutable.


Daniel Ortega ¿“ciudadano ilustre”?… Repudiable

\"\"Escribo indignada. Como mujer, socialista, militante de la izquierda revolucionaria. Es que todo un símbolo de la corrupción, del machismo más repugnante, del acoso sexual y de la violación, como lo es Daniel Ortega Saavedra, presidente de Nicaragua, ha sido distinguido como “ciudadano ilustre” por el gobierno frenteamplista de la Intendencia Municipal de Montevideo.


Día Internacional de la Mujer… De lucha contra la explotación y la opresión

Las mujeres trabajadoras, desempleadas y pobres, tienen muy poco para conmemorar, justamente porque su situación de oprimidas viene siendo usada por el capitalismo para aumentar la explotación de la “mano de obra femenina” que ya es más de la mitad de la fuerza de trabajo en el mundo.