Sin lugar para “más izquierda”… El MPP propone el mismo libreto

Rompiendo con toda la tradición de la izquierda, sin discusión programática, sin reflexión sobre los cambios necesarios en el país para resolver las necesidades de los explotados y oprimidos, se ha desatado la politiquería electoral entorno a la candidatura presidencial. Una discusión de conciliábulos, entre unos pocos, lejos de cualquier instancia democrática y participativa. Toda la discusión sobre el tan mentado “gobierno en disputa” quedó atrás.



No hace falta más que ver la propuesta que el senador Mujica divulgara como “primicia” al programa Las Cosas en su Sitio de Radio Sarandí el pasado miércoles 24. Incluye un acuerdo previo de que la fórmula del FA sea Astori-Mujica o Mujica Astori. ¿Quién la encabeza? se decide “en la interna” del FA, con el compromiso explícito de que el candidato que pierda tiene la obligación de ser candidato a vice presidente en la fórmula. Este acuerdo es lo que se resolvería en el próximo congreso del FA.
Según el ex ministro del MPP, esto obliga a una campaña “por lo alto, sin tajos”, con todos los militantes movilizándose en un sentido o en el otro. El resto de las fuerzas del FA no tiene porque pronunciarse, ni tomar posición por uno u otro candidato. La idea de Mujica es que ambos se precisan incluso a nivel internacional, “yo tengo amigos en América Latina, pero no en los países anglosajones” donde tiene mejor presencia el senador Astori. Un claro reparto de tareas que asegure la gobernabilidad a una nueva administración frenteamplista. De discusión política nada, se cierran los espacios para debatir el balance de la política económica del gobierno y cualquier confrontación de propuestas.

¿Debate programático?

En lo fundamental hay acuerdo: mantener el equilibrio de las variables macroeconómicas tal cual lo exigen las instituciones imperialistas (Banco Mundial, FMI, BID OMC) de forma que los empresarios privados nacionales e internacionales decidan si invierten, como, y en que áreas. Son ellos los que deciden cual va a ser el patrón de acumulación. (1)
Las manifestaciones públicas de dirigentes del MPP no se salen de ese libreto. En un artículo publicado en el mensuario Participando, el actual ministro de Trabajo, Eduardo Bonomi, desarrolla los ejes programáticos que la principal fuerza política del FA va a impulsar en su próximo congreso. Los resume en seis puntos: 1) El uso productivo de la tierra. Aseguramiento y fortalecimiento de los principales rubros productivos del agro: la lechería, la granja, la ganadería y la agricultura; 2) Un proyecto energético, en el que se plantee el cambio de la matriz energética: con generación de energía a corto plazo mediante el uso de la madera y otros recursos renovables, y que a mediano y largo plazo establezca en la sociedad uruguaya la discusión sobre la generación y uso de la energía nuclear; 3) Un proyecto de comunicaciones y transporte, multimodal, que combine las carreteras, los trenes y la navegación fluvial, y que consolide la necesidad estratégica de la construcción del puerto de aguas profundas y la logística necesaria en el este del país; 4) Un proyecto educativo basado en el desarrollo de las capacidades para el trabajo y la producción y que ayude a construir una nueva cultura al respecto; 5) Transformación del ahorro interno en la inversión imprescindible para el sostenimiento del crecimiento productivo de la Nación, creando los instrumentos financieros necesarios para ello; 6) Un proyecto de inserción internacional que se apoye, fundamentalmente, en el Mercosur y la inserción regional. (2)
No hay una propuesta de “más a la izquierda” desde el MPP. Se mantiene la idea de generar un escenario para favorecer la inversión de capitales. La ruptura con aquella tradición de la izquierda - que impulsaba un programa de reformas estructurales que incluía la transformación del conjunto de relaciones sociales que los hombres y mujeres contraen en la producción y en su relación con los medios de producción - es completa. Aquella concepción implicaba una teoría de las clases sociales y un criterio objetivo para distinguir entre los cambios estructurales que cambian el carácter del orden social y los secundarios que no modifican este carácter.
Por más que el balance de gestión del gobierno, hecho por el senador Couriel, sea por demás crítico: “Las importantes mejoras originadas por el fuerte crecimiento económico no han modificado la tendencia al aumento de la desigualdad de las últimas décadas, con una mayor concentración del ingreso en el decil de mayores ingresos y una masa salarial cuya participación en el PBI sigue siendo inferior a los valores alcanzados en el período inmediatamente anterior a la crisis del año 2002”. (3) No obstante, Curiel no saca lo pies del plato: en el mismo artículo insiste en la necesidad de una fuerte presencia de los “empresarios nacionales” dinámicos e innovadores para la implementación del programa de la fuerza política.
Será por esto que el ministro Bonomi critica las ocupaciones de fábricas desarrolladas por la UNMTRA, considerándolas un “obstáculo” para la negociación en los Consejos de Salarios. Ni hablemos entonces de movilización popular como forma de acumular fuerzas para cambiar la correlación de fuerzas sociales en el país.
Es este papel político que en todos los planos juega la principal fuerza política del FA, hegemonizada por el MLN: continuismo neoliberal, desmovilización social y conciliación con los burgueses, promoción de una lógica electoralista, resolución antidemocrática de los principales temas políticos y defensa incondicional de la institucionalidad burguesa. Todo lo que ha transformado definitivamente al FA en un partido que defiende el orden burgués y su Estado.

——————–
Notas

1) Ver “El Necesario Golpe de Timón”, Red de Economistas de Izquierda del Uruguay. 2008.
2) Participando Nº 107 julio de 2008.
3) “Los cambios en el programa del Frente Amplio”, Alberto Couriel. La República 26 de junio de 2008.

Mario Pieri es miembro del Colectivo Militante, que integra la Coordinadora de Unidad Revolucionaria (CUR)

——————

Artículo publicado en el CONSTRUYENDO Nº33 de octubre 2008

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google