El arriba está nervioso y el abajo se mueve



Los tres grandes partidos - Frente Amplio, Partido Nacional y Partido Colorado - han ingresado de lleno en la campaña electoral. Las disputas por candidaturas que en su mayoría todavía son de guante blanco, es a nivel de elites. El pueblo – auténtico protagonista – todavía no entra, no solamente porque no le dan entrada y los dirigentes preparan el terreno para amansar, domesticar, e ir “ablandando” sobre todo a los sectores de mayor militancia, sino, que en el seno del pueblo, persisten grandes dificultades económicas, que afectan a un enorme sector de la clase trabajadora y el pueblo.

La incertidumbre que genera el cambio de ministro de Economía y Finanzas, ligado a la gigantesca crisis mundial del capitalismo, el dólar que en el último mes subió un 10,5%, el desorden del precio del petróleo con subidas y bajadas diarias inéditas, la carestía en los productos de primera necesidad, los consejos de salarios topeados por el gobierno, donde la clase trabajadora organizada desconfía de los índices inflacionarios a futuro, la ley de educación que de aprobarse en el parlamento traería un inminente conflicto, porque además se burlaron de las resoluciones del congreso de la educación, tiene a una muy importante parte del pueblo trabajador en conflictos, de mayor o menor envergadura, pero conflictos, que no permiten atender las discusiones de escritorio de los grandes partidos por las candidaturas.

Múltiples son las batallas que se están librando. Coordinaciones, encuentros, mesas redondas, asambleas, tanto en el orden sindical-social como en el orden político. En todas se producen avances, desde el paro general de 24 horas del 20/8, hasta iniciativas políticas con propuestas electorales.

La necesidad rápidamente va dando paso a la posibilidad, el descontento y descreimiento en sectores militantes y luchadores sindicales-sociales, va generando posibilidades de encuentros, se van consolidando etapas. Es que a esta altura, casi finalizando el período de gobierno y observando el desenlace en países hermanos (caso Bolivia) está quedando claro, que gane quien gane y administre el próximo período de gobierno, hay que juntarse y preparase para luchar. Cualquiera de las tres grandes “ofertas” electorales, son de profundización del neoliberalismo, y con ello despojo salarial, privatizaciones, proyectos celulósicos, extranjerización de la tierra, monocultivos forestales y sojeros.

Se concreta una propuesta

El martes 23 de setiembre, luego de cuatro meses de trabajo, y bajo las consignas de: Unidad sin Exclusiones, Por un Programa de Soluciones Populares Emanado del Primer Congreso del Pueblo, y Democracia Directa Por Sobre la Representativa, nos presentamos un grupo de Orientales, que no tenemos a Artigas muerto, sino que renacemos para levantar la gesta Artiguista, con casi 1.000 firmas, estatutos, programa, carta de principios, a solicitar a la Corte Electoral, se nos acepte como partido COM.UN.A.

Esta instancia, cierra una primera etapa. El trabajo militante de un puñado de trabajadores discutiendo, analizando, estudiando para lograr esta síntesis, es respaldado y apoyado por un sector de pueblo explotado de Maldonado, Rocha, Soriano, Salto, Canelones, Rivera, Montevideo, que con sus firmas adhieren esta iniciativa. El esfuerzo de un puñado de militantes, en “alpargatas”, sin un peso, con bajo perfil, sin medios de comunicación, solo con la convicción es la garantía mínima que nos permite avizorar el futuro con optimismo.

COM.UN.A, nace con dos objetivos: a) apoyar, impulsar un frente de lucha y resistencia popular, por las reivindicaciones inmediatas de los trabajadores y el pueblo, b) generar un instrumento político unitario, revolucionario, que trascienda con acción política permanente, c) incursionar con una propuesta política en la próxima contienda electoral.

Esos dos objetivos primarios, tiene dos elementos muy importantes: 1) bregar por generar instancias de unidad para luchar, teniendo como premisa la independencia política de la clase trabajadora, que las organizaciones políticas se pongan al servicio de las luchas populares y no viceversa; 2) que esta incipiente organización COM.UN.A., se ponga al servicio de la unidad de los revolucionarios sin exclusiones. Llegando incluso a la disolución si se logra una síntesis superior de unidad. La instancia electoral, es una y solo una, ni la única, ni la principal, tarea de esta fuerza política. Las elecciones son un paso táctico – coyuntural que nos permite colocar el programa y los criterios organizativos en el seno del pueblo. Por lo tanto COM.UN.A. es un medio y no un fin, está abierta a la incorporación de organizaciones y militantes. El hecho de que hayamos concretado el primer paso de solicitud en la Corte Electoral, obedece pura y exclusivamente a los requisitos en tiempos electorales que se nos exige. Se cumplió la primera etapa, y ofrecemos este camino recorrido a todos y todas las organizaciones y compañeros para seguir avanzando en conjunto. No a partir de nosotros, ni desde nosotros, sino desde los trabajadores y el pueblo hacia instancias superiores. Llegado el momento deberá morir lo viejo para darle paso a lo nuevo.

COMUNA (Comisiones Unitarias Artiguistas) es una agrupación de la izquierda revolucionaria, anticapitalista y socialista integrada por Asamblea Democráctica Popular del barrio Peñarol (ADPP), Movimiento Revolucionario Artiguista (MRA), Movimiento Revolucionario Oriental - Frente Revolucionario Alternativa Socialista (MRO-FRAS), Refundación Comunista (RC)

——————

Artículo publicado en el CONSTRUYENDO Nº33 de octubre 2008

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google