La manipulación mediática IV: El culebrón de la tarde

\"\"



Mujica lloriquea patéticamente frente a las cámaras de TV, Fernández Huidobro ataca con furia verborrágica y habla de perros homosexuales, el Supremo (Vázquez) plantea un PPS (¿Presidente Para Siempre?), Danilo aturdido apoya la ley de despenalización del aborto, la dirección del PCU decidida a apoyar al Supremo (Vázquez) para preservar su chacrita (Mides), las bases del MPP quieren un “giro a la izquierda”. VA, PS, CONFA, AP, Michelini, se alinean detrás del Supremo. Éste, no quiere a Mujica de candidato, se la jugó por Astori, pero… no recoge el beneplácito ni de las bases del FA, ni de los otros PP PP. ¿Daniel Martínez, espera? Ex dirigente sindical, exitoso empresario, joven, bien parecido. Larrañaga no sabe como tomar distancia de Mujica sin acercarse mucho a Lacalle. Éste, connotado hombre de derecha, se consolida y se alegra. Los dirigentes del partido colorado, por ahora, se limitan a denunciar las cosas que el gobierno hace ahora, y que se opuso antes.
La dirigencia del partido colorado ha perdido toda la legitimidad ante la clase obrera, el engaño, las maniobras y las brutales expropiaciones a los trabajadores, no lo autorizan moralmente a realizar las críticas al gobierno, a pesar que parecieran ser correctas y fundamentadas. La dirigencia nacionalista ha permanecido como fiscal en el parlamento con las reiteradas interpelaciones, pero tampoco tiene autoridad moral para proponerse como alternativa en defensa del pueblo, ya que han suscripto por acción y omisión todas las resoluciones fondomonetaristas y reaccionarias de este gobierno, bajo gobiernos colorados y en su propio gobierno.
A la brutal crisis económica y financiera del capitalismo mundial, que sin duda tiene y tendrá repercusiones acá, se le agrega la crisis del partido de gobierno. En 48 horas quedaron al desnudo toda la “mierda” de peleas y disputas por cargos y candidaturas en el frente amplio.
Mientras la clase obrera y el pueblo explotado ya están padeciendo la crisis económica y financiera, el gobierno con la complicidad abierta y descarada de la mayoría de los medios de comunicación, centra los problemas en la candidaturas, tomando una vez más de rehenes a los trabajadores y el pueblo, sin generar una mínima perspectiva de soluciones inmediatas a los graves problemas que sufren la mayoría de los explotados.

Antes y ahora

Todo, absolutamente todo, lo que por años criticaron a los PPTT, de acomodos, amiguismos, disputas por cargos, corrupción, uso de los instrumentos del estado para su beneficio partidario, uso de los medios de comunicación para ocultar y engañar al pueblo. Todo eso lo están llevando adelante con total desparpajo, en definitiva, al continuismo neoliberal de la política económica, social, cultural, también se le suma el continuismo de las formas de hacer política. Al igual que blancos y colorados, se burlan y se “cagan” encima de los trabajadores.
La alta conflictividad, amplios sectores sindicales, sociales, de pequeños productores, la salud, la educación, la vivienda, son una muestra clara de que el pueblo no es tonto, el pueblo está viendo lo que se viene, está reclamando soluciones inmediatas, pero la mayoría de los dirigentes frenteamplistas y de los dirigentes sindicales afines al gobierno, con la complicidad de los medios de comunicación, hacen ingentes esfuerzos por ocultar esta realidad, priorizando las peleas por las candidaturas.
Ya no es un problema de traición, a esta altura la traición va dando paso a la consolidación de una propuesta socialdemócrata que en nada se diferencia de las anteriores administraciones blanqui-coloradas. El avance represivo que este gobierno está desatando sobre los trabajadores que luchamos, en nada si diferencia a la represión que desataba Sanguinetti y Lacalle. Hoy este gobierno privilegia el “stress” de los burgueses que van a jugar al golf en predios municipales y reprime brutalmente a 40 familias que reclaman hace 100 días sus derechos mínimos. Saludamos la heroica lucha y resistencia de los CADDIES, frente la club de golf, a los trabajadores del taxi, de las fideerías, de los trabajadores de cooperativas de consumo, del Casmu, del hospital de clínicas, etc, etc, etc.(no los detallamos por su extensión).

La unidad como respuesta

La unidad para luchar, por las reivindicaciones inmediatas, va necesariamente de la mano de la unidad política de los sectores clasistas y revolucionarios. La solidaridad con los que luchamos, es el paso inmediato y necesario para contraponer las políticas burocráticas y conciliadoras de las mayorías de las direcciones políticas y sindicales reformistas, es un golpe al individualismo pequeñoburgués que desde esas direcciones al servicio del estado burgués nos pretenden imponer. Una alternativa política por el Socialismo debe tener una alternativa clasista con independencia de clase en el seno del movimiento obrero y social.
Todo aquello que sea posible unir, hay que unirlo, realizar el incansable esfuerzo por avanzar hacia la unidad, es una tarea eminentemente proletaria, de trabajo voluntario, metódico, paciente, tolerante.
El proceso desigual y combinado por el cual estamos transitando muchos de los sectores revolucionarios, hace que sea un poco mas lento y trabajoso el objetivo de la unidad, y es por ello, que debemos levantar un programa mínimo de soluciones populares, con una propuesta de lucha para conquistarlo y elaborar un programa máximo, que tenga como objetivo la liberación nacional y el socialismo.
Las coordinaciones, frentes, o como se le llame a estos espacios de unidad, no deben anular las tácticas que cada grupo u organización tengan decidido llevar adelante, por el contrario, potenciar todas las alternativas tácticas servirá para potenciarnos cada uno de los grupos, sin mezquindades ni temores, las mejores propuestas que calcen en el seno de la clase obrera y sectores populares hará avanzar el proceso revolucionario.
No descartar ningún frente de lucha, no descartar ningún método de lucha, con el programa y los acuerdos alcanzados, nos iremos dando los instrumentos organizativos, en definitiva, los acuerdos de unidad, no son un producto de algunos militantes encerrados en un cuartito, la lucha de clases nos unifica, en los sindicatos, en las calles. Solo falta la síntesis superior, que es el instrumento político al servicio de la lucha.

Alberto Boga es integrante de la Dirección Nacional del MRO-FRAS, en representación de Agrupación El Pinar

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google