¿La oligarquía del Club de Golf hará lo que se le antoja?

Un caddy delegado sindical decía: “los “negritos” de los palos no tenemos derecho a la libertad sindical”. A la prueba nos remitimos. Valen los cargos siguientes que es bueno numerar para ver la extensión de la lista Y recordar que en este Uruguay gobierna el Frente Amplio y es considerado un país democrático donde impera la igualdad y los derechos fundamentales de que da cuenta la Constitución de la República.



1. Los caddies del Club de Golf no se van a poder jubilar nunca porque durante más de treinta años, con un privilegio sobre los demás clubes la empresa usó el trabajo de los caddies pero sorpréndase usted, nunca pagaron los aportes que debían retener y pagar al BPS. Por eso los caddies no se van a poder jubilar .-Porque los patronos tampoco ahora quieren pagar, aún cuando por el transcurso del tiempo de prescripción de 10 años si pagaran pagarían 1/3 de la deuda, un privilegio sobre los demás clubes que pagaron en su momento.
2. Pero tampoco durante esos 30 años le pagaron a los caddies ni la licencia, ni el salario vacacional ni el aguinaldo ni las horas extras.- Y atención que el problema no es con los jugadores de golf porque llevar los palos no es solamente eso.- Entre los jugadores y los caddies se entabla, ventaja muchas veces de todo deporte, intercambio también sobre ciertos golpes o jugadas y hasta una conexión humana próxima a cierta amistad.
Y fueron muchos los jugadores que pararon sus autos para solidarizarse con los caddies en su carpa.- Lo que pasa es que los que mandan y algún empleado superior que quiere hacer méritos suelen tener la palabra.
3. EL Club De Golf pretendió que no dejaba entrar a los trabajadores porque un decreto de 2007 lo forzaba a ello al requerir planilla, pero no es verdad, porque ese decreto solo fijaba mínimos para aportar y además el Club de Golf ya por una resolución del Directorio Nro.743 del BPS y orden de servicio 6147 de 1987 estaba notificado que debía aportar por todos los caddies. Pero además el ponerlo en planilla no debía ser desde el 30 de julio en que se le hacía firmar sino desde el ingreso real.
4. En enero de 2008 se había formado el sindicato de los Caddies del Uruguay y desde esa fecha en adelante se estuvo negociando la regularización en el BPS y el pago de las deudas laborales, ante el Ministerio de Trabajo y bilateralmente con la intervención de Fueci hasta el 30 de julio, en la que se firma acta de finalización por desacuerdo.- El sindicato estaba reconocido en las negociaciones realizadas por el Ministerio de Trabajo por Fueci y por la empresa.-
Al día siguiente del cese de las negociaciones, el 30 de julio, con guardia privada no se permite a los caddies ingresar a su trabajo y se exige para poder entrar a trabajar, firmar en la puerta ante una Escribana, un contrato de trabajo eventual en el cual el vínculo de subordinación se reconocía a partir de la firma, borrando todo el pasado deudor y anulando toda posibilidad de jubilación para los caddies .-Algunos no sindicalizados y sólo dos sindicalizados firmaron y entraron a trabajar.- Los sindicalizados no podían entregarse y firmar porque si lo hacían violaban los deberes de solidaridad recíproca con los compañeros, así como el de respeto de la conducta de su sindicato en todas las negociaciones.
La empresa decretó un lockout que es ilícito en el Uruguay
5. Los trabajadores actuaron sin ninguna medida de fuerza .ni incidentes instalando solamente enfrente del Club de Golf una carpa en que se daba la información de su conflicto.-Continuaron así durante más de ochenta días –en esa situación viviendo de la solidaridad de gremios y vecinos .-

6. En todo esto para pretender justificar su conducta la empresa sostiene que los caddies no son trabajadores dependientes aunque: a) el BPS en su resolución de 1987 los consideró dependientes exigiéndole el pago que no cumplió. b) el reglamento que los rige demuestra la subordinación absoluta al Caddy master y a la secretaría deportiva y una minuciosa regulación de sus deberes. c) los socios pagaban una tarifa que fijaba el club para utilizar los servicios de los caddies.
7. Se recurrió al amparo judicial frente al virtual lock-out prohibido para el patrono.
El juzgado de 8º en primera instancia inventó una especie de cuestión previa que no existe ni le competía, sobre la averiguación de si los caddies eran o no dependientes y luego fuera de su rol aconsejó la conciliación. La sentencia de segunda instancia al no anular la de primera pese a que rechazó todos sus fundamentos, impidió el derecho a una 1ª. instancia nueva correcta. Innovó por su parte sosteniendo que no existió discriminación para negar el amparo porque se ofreció la firma a todos. Olvidó que la ley 17940 como el Convenio de OIT Nº 98 no sólo protege contra la discriminación — que en este caso no le convenía a la empresa porque quería que firmaran el mayor número por lo cual no discriminó sino también contra todo acto de perjuicio que, en este caso, era la firma de un documento que anulaba toda la lucha del sindicato durante varios meses y la prohibición de trabajar si no era firmado. Cabe Señalar que está en trámite un recurso de revisión de las dos sentencias recaídas.
8. Hace algunos días el Club de Golf cerrando toda posibilidad de acuerdo declara que no va a reingresar a ninguno de los 21 caddies dispuestos a reintegrarse.- Se hace notar que eran cuarenta al comenzar el conflicto y ahora disminuyeron solamente a 21 para el reintegro., pero el Club de Golf se niega a admitirlo sosteniendo que con los disidentes del sindicato que firmaron y se les dejó entrar a trabajar es suficiente. El no reingreso se ratificó en el día de ayer.

9. Se violaron además las obligaciones legales del contrato de concesión con la Intendencia de Montevideo por más de treinta años, incumpliendo el deber de tener a sus trabajadores anotados en la documentación de seguridad social ante el BPS y de pagar los aportes o sea todas las normas de seguridad social y laborales exigidas al concesionario de tierras del Estado, en este caso muy valiosas situadas sobre la rambla.
10. Al final Tres preguntas, como ciudadano usando la libertad de expresión que hasta ahora tenemos. Primera: Sr Intendente Erlich: ¿Teniendo en cuenta la denuncia escrita de los caddies a través de su sindicato en cuanto a la violación por el Club de Golf de las leyes de seguridad social y laborales que debe cumplir como concesionario de valiosas tierras que pertenecen al pueblo uruguayo por nuestro sistema legal. ¿Nada va a hacer usted. en el marco de los deberes de su cargo? Segunda: Agotadas las gestiones de reintegro de los caddies sin éxito, ante el Ministerio de Trabajo por arbitrariedad del Club de Golf, violador de las normas de seguridad social y laborales pregunto al Ministro Bonomi, al dirigente sindical Juan Castillo y a la funcionaria internacional Dra Analía Piñeyrua vinculados todos al hecho trabajo que se le niega a los caddies, ¿van ustedes a prestigiar al Club de Golf concurriendo a un desayuno de trabajo el 29 de octubre en su sede como se ha anunciado. Tercera: Y tu Bonomi, recuperando el trato de cuando éramos compañeros y me hacías las consultas laborales de Promopes y de otros compañeros, te pregunto: ¿vas a permitir este atropello que se quiere cometer no permitiendo el Club de golf a los caddies el reintegro a su trabajo, sustituyéndolos por los disidentes que entraron violando el deber de solidaridad y respeto al sindicato?

* Nota publicada en el sitio: www.heliossarthou.org

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google