El drama de la inundación: el gobierno es responsable

Más que un desastre natural, el drama que han vivido miles de personas con las inundaciones en la región del litoral, y en particular en el Departamento de Salto, es un fenómeno que debe ser entendido a partir de la lucha de clases.



Los miles de familias que tuvieron que salir de sus casas, que perdieron muebles, ropa, que tuvieron que perder de trabajar en muchos casos, para ir a vivir a la calle o en alojamientos precarios, pertenecen a sectores populares, ninguno a la oligarquía local. Tampoco los muertos pertenecen a los sectores explotadores, los que murieron, un laburante que quiso pasar un puente inundado y lo arrastro la correntada, un niño que jugaba sin ninguna medida de seguridad en el agua, y un hombre que estaba intentando entrar a una casa inundada para robar y lo “bajaron” de una pedrada, haciendo que se ahogara, son todos de los sectores explotados.
La inundación es un fenómeno natural (aunque cabe resaltar que el modo de producción capitalista que genera constantes agresiones hacia el ambiente es parte responsable de estos desastres), pero la manera que ese desastre afecta al pueblo, es responsabilidad del gobierno.
La represa de Salto Grande podría haber actuado como reguladora de la creciente, aun cuando al ser una Represa Hidroeléctrica su capacidad reguladora es limitada, pero en el momento en que llega a la zona la crecida del río, el nivel del lago de la Represa no se había bajado, ya que se priorizo el hecho de mantenerlo alto el mayor tiempo posible para mantener alta la generación de corriente eléctrica (que se estaba vendiendo a Argentina). El poner el interés de recaudación del gobierno, para tratar de cubrir lo que gastaron en la campaña electoral, por encima de la seguridad de la población es una decisión política, no un fenómeno natural.
Las inundaciones son periódicas en esta zona, algunos años, como este, son mayores, otros años son más suaves, algún año no hay, pero de ninguna manera es un fenómeno extraño o inesperado. Por lo tanto esta sujeto a previsión y control. La posibilidad de acceso de la población a viviendas de buena calidad en zonas no inundables, la construcción de defensas, el entubamiento de tramos de los arroyos que atraviesan la ciudad, son medidas que se podrían tomar. Pero por supuesto que ni los gobiernos de los partidos tradicionales ni el gobierno del Frente Amplio han encarado, ni están dispuestos a encarar, políticas que realmente solucionen los problemas de la población, ellos gobiernan para los estancieros, los grandes terratenientes, el centro comercial y las grandes empresarios. La solución y sobre todo la previsión de que estos desastres no ocurran nuevamente solo pueden obtenerse a partir de la organización y la lucha de los vecinos de las zonas que año a año son amenazadas por las crecientes y que año a año deben escuchar los cuentos chinos y las promesas falsas de los gobiernos de turno.

_________________
Agrupación Salto es el colectivo de compañeros del MRO-FRAS radicados en esa ciudad.
Publicado en Construyendo N.37 de diciembre 2009.

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google