“La importancia de no separarse de las bases”

Entrevista a compañeras integrantes de la lista 6, Coordinadora de Militantes Clasistas de la Unión de Trabajadores del Hospital de Clínicas (UTHC), integrantes de la dirección del Sindicato. Mary Panzacchi, Isabel Figari.



¿Desde qué lugar viven la tarea gremial?

M.P. Vemos un Hospital como reflejo de nuestra sociedad hoy, con algunos lugares desmantelados y otros los que generan recursos extrapresupuestales en mejores condiciones. Vivimos la tarea gremial desde el lugar de quienes padecen este estado de cosas, falta de personal, insumos, condiciones y seguridad laboral, exigiendo los derechos vulnerados, apoyando las luchas que se dan en los Sectores, brindando información y asesoramiento en talleres, contratando un equipo asesor clasista.
Para nosotros la tarea sindical muchas veces implica postergar nuestros intereses personales, horas de descanso y recreación, tiempo que le quitamos incluso a nuestra familia para volcarlo en intereses superiores a los individuales, para volcarlos en defender los intereses de la clase.

I.F. No es lo mismo estar en la dirección del Sindicato que como un militante de base o del plenario de delegados. Consideramos que tenemos una responsabilidad mayor ya que los compañeros para eso nos han elegido. Hemos tratado que esa responsabilidad no nos separe de la base, por eso hacia ella y con ella, hemos dirigido nuestros mayores esfuerzos. Como lo manifiesta la compañera anteriormente, apoyando los sectores del hospital y acompañando a los trabajadores de una manera efectiva cuando realizan movilizaciones, reclamos, reuniones con jefaturas, asambleas, etc.

¿Cuál es la experiencia de estar en la Dirección del Sindicato?

M.P. Que no es fácil, hay que lidiar con burócratas y con pequeños espacios de negociación con la institución, que si no nos ve unidos para luchar nos siguen avasallando nuestros derechos. Vemos la importancia de no despegarnos de las bases, que es la diferencia con anteriores direcciones, que los compañeros valoran.

I.F. Muy rica en experiencias de solidaridad y compañerismo aunque también hay de las otras, donde en algunas oportunidades se han exacerbado las contradicciones secundarias que han producido fracciones en el acuerdo alcanzado al lograr las listas clasistas la mayoría del sindicato y también hemos tenido fracturas dentro de nuestras propias agrupaciones resultado a nuestro entender de no comprenderse cabalmente la diferencia de militar en organismos de base a militar en organismos de dirección.

¿Que los diferencia de las conducciones anteriores del Sindicato?

M. P. Retomar el protagonismo de las bases, su inclusión en las decisiones del sindicato, en decidir los temas para informarse en los talleres, creando cursos con la historia del movimiento obrero para conocer nuestros orígenes.
Recuperando la importancia del Plenario de Delegados en estrecha coordinación con la Mesa Representativa.
Retomando la convocatoria de las Comisiones Técnicas Asesoras de los Servicios para un real involucramiento de los trabajadores en su tarea, necesidades, propuestas a plantear para el Servicio.
Hemos tenido especial preocupación en editar mensualmente un boletín informando a los compañeros de nuestro quehacer sindical, pero también abierto a todas las listas, los sectores y a todos los afiliados. Este se ha convertido en un factor de unidad dentro de nuestro sindicato y en el mismo apostamos también a la formación para retomar eso que siempre nos han querido quitar: nuestra historia, nuestra ideología, nuestra memoria, nuestras luchas.

I.F. Defendemos los principios clasistas de: independencia de clase, optando por los trabajadores más allá de su color político, y sin dar concesiones al gobierno de turno; solidaridad de clase con los gremios hermanos en conflicto, apoyando no solo de forma material a los mismos sino concurriendo al lugar en que se encuentren; utilizamos la crítica y la autocrítica para analizar nuestro quehacer y las diferencias que se dan en el seno de los trabajadores siempre apostando a que nos haga crecer y corregir nuestros errores; democracia obrera buscando la real participación de todos los trabajadores, sin caudillismos, teniendo como guía la ideología de la clase (entendida como una síntesis de la práctica clasista).

______________
Publicado en el Construyendo N.39 Abil-Mayo 2010

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google