Lo que oculta el Show político diario

Asistimos con la anuencia bien dispuesta de los medios de comunicación, a un verdadero espectáculo de informaciones y gestos, en particular del Presidente de la Republica No hay dia, en que no realice un anuncio o se descuelgue con las más peregrinas propuestas



Constituir un fondo para hacer viviendas en base a donaciones de empresarios, poner a los militares a construir viviendas, instituir la “meritocracia” (¿?) en el ámbito de la administración pública, decir que los concursos para el ingreso a dicha administración son simples coberturas de acomodos de cargos (con lo cual deja de paso manchado al propio gobierno anterior del FA), que es necesario internar a los adictos a la pasta base en unidades militares para “curarlos” de su adicción (aquí aparece el manejo de la imagen reaccionaria de que los cuarteles de estas FFAA no depuradas ni de sus integrantes violadores de los DDHH ni de la concepción ideológica que los impulso a ello, tienen una especial capacidad “educativa” a aplicar a los desviados de nuestra sociedad).

Tal bombardeo forma parte también de una táctica, por la cual se trata de ocultar lo más importante a los ojos del pueblo : este gobierno no tiene en lo esencial propuestas que lo diferencien del rumbo seguido por el anterior Antes bien, en algunas áreas como los DDHH y la relación con los trabajadores, promete ser aun peor.

Así pues, no sorprenden ya los anuncios de Mujica de que va a seguir adelante con el envio al parlamento del proyecto de indulto encubierto a los militares y civiles de la dictadura actualmente detenidos en confortables cárceles (artículo de la última edición de Brecha). Dada la oposición de la casi totalidad de los grupos del FA a votarlo, ello significa que el proyecto solo podría ser aprobado con los votos de la oposición de derecha y su propio grupo, el MPP.

Seria la primera vez (que recordemos) en la historia del país, que un primer mandatario envie un proyecto para ser aprobado de esta manera. Mujica se arriesga a abrir una fisura importante en las filas de su propia fuerza política y aun más importante, crear una conmoción en el ánimo de las bases y votantes más cercanos a la misma.

Ello nos suscita dos reflexiones inmediatas : En primer lugar la profundidad de los acuerdos que la dirección tupamara ha tenido con los llamados “Tenientes de Artigas” y con el conjunto de los mandos militares, desde el lejano antecedente de 1972 y la importancia que se le adjudica a los mismos en la estrategia de este gobierno.

Esto se encuentra avalado por otras declaraciones destinadas a ir procesando un “blanqueo” de a imagen de las FFAA (discurso en Durazno) para que las mismas sean objeto “de aceptación por parte de la sociedad”, la búsqueda de “funciones” que permitan seguir justificando la presencia (y el costo presupuestario) del aparato represivo militar Dentro de ese cuadro es que se ubica su propósito de liberar a los pocos represores que actualmente están presos.

En segundo lugar, la convergencia creciente de todos los partidos del sistema en torno al concepto (manejado con fuerza por Mujica) de las “políticas de Estado” La idea que se quiere imponer en el imaginario colectivo es que lo importante es que las cosas salgan, no importa con qué apoyos o respaldo.

El propio progresismo ha contribuido a ello con su continuo corrimiento hacia la derecha, proceso de larga data que comenzó mucho antes del acceso del FA al gobierno El abandono de los principios ideológicos y del programa fundacional de la izquierda desde hace mucho tiempo es lo que ambienta que se vea como “ normal” tal convergencia con la “derecha”. No deja de ser sugestivo el hecho de que los mismos que impulsan tal proceso son los que llamaban en la campaña electoral anterior a atajar a la misma y en particular la “motosierra” con la cual Lacalle amenazaba con suprimir algunos logros alcanzados por los sindicatos en el periodo anterior.

En otro orden, continúan los anuncios a todo bombo de nuevas inversiones extranjeras. Después del fracaso transitorio del proceso de adjudicación de una segunda playa de contenedores en el puerto de Montevideo, aparece el propósito de la inversión en la minería en la zona de Valentines, un megaproyecto que ya ha sido visto con alarma por sectores rurales en la zona de implantación por el impacto ambiental que acarrearía
Además ya se manejo (con la oposición de Astori) la idea de destinar hasta 1000 millones de dólares de la reservas, para la recuperación del ferrocarril e inversiones en locales de Educación En realidad la idea es que el Estado a través de los recursos aportados por los ciudadanos construiría cientos de kilómetros de nuevas vías, rehabilitaría estaciones y compraría material rodante, para luego conceder ese servicio a empresas privadas, las cuales no tendrían por tanto necesidad de hacer ninguna inversión, para llevarse toda la ganancia.

Esta orientación es congruente con lo impulsado por el Banco Mundial de promover obras de infraestructura que favorecen directamente los grandes proyectos de las multinacionales y de los grandes propietarios de campos, que lucran con la producción de madera, de pasta de celulosa, de soja y del arroz Se trata de sacar toda esa producción por esa vía, para evitar la reiteración del costoso mantenimiento de las carreteras, ya deterioradas por el continuo fluir de pesados camiones.

Para impulsar toda esta orientación, el gobierno y el FA cuentan con el virtual respaldo de la dirección del PIT-CNT, el cual se expresara una vez más en la propia tribuna del acto del 1º de Mayo. Para que se vea hasta que punto tal respaldo implica la “moderación” de los planteos reivindicativos de dicha organización y otras como Onajpu y Fucvam, esta la propuesta de que el salario mínimo alcance en el 2015 la suma de 8 mil pesos!! Cuando en estos momentos el monto de la canasta básica para una familia tipo es de 38 mil pesos.
Prosigue mientras tanto una campaña electoral municipal signada por una apatía como nunca antes se vio en el país, con una chatura y ausencia de contenidos y propuestas, que se refleja en los spots publicitarios de los candidatos. Dicha campaña ocupa también un tiempo considerable de una parte importante de la izquierda radical o revolucionaria.

Sigue siendo una tarea fundamental impulsar desde todos los terrenos de la militancia política y social la discusión acerca de los caminos y los acuerdos iniciales para llegar a acciones comunes que unifiquen el campo disperso de dicha izquierda, hoy representado por cerca de una treintena de grupos No podemos esperar que un eventual despertar futuro de la movilización popular venga a sacarnos las castañas del fuego y ponernos ante la disyuntiva de buscar la creación de una alternativa política que nos permita actuar juntos o seguir vegetando en la actual situación.

No son serios los argumentos de los cros que posponen la idea de ir dando pasos en ese sentido hasta que “haya mejores condiciones” (como si las mismas vinieran solas, sin el concurso también de nuestra acción) o “que hay que hacerla desde abajo, desde lo social” (idea correcta, pero que no se opone a que se den pasos desde la esfera política ¿acaso los militantes de izquierda radical sectorizados que se desempeñan en lo social lo hacen sin una orientación general sectorial?).

Venimos insistiendo y lo seguiremos haciendo en todos los espacios donde podamos expresarnos con esta necesidad de procesar esta camino de unidad de los revolucionarios, que sin duda es de importancia estratégica fundamental, para abrir camino hacia un Uruguay socialista en el marco de una América Latina liberada del poder imperialista.

______________
Publicado en el Construyendo N.39 Abil-Mayo 2010

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google