Mesa Redonda: Los caminos de la unidad de la izquierda Revolucionaria

El jueves 15 de abril en la Casa de Residentes de FLORES (Magallanes 1136 esq. Maldonado) a raíz de la convocatoria del Consejo de la Unidad de la Izquierda Antiimperialista y Anticapitalista a propósito de cumplirse un año de su lanzamiento, se realizó la Mesa Redonda y Debate con una participación de 40 militantes del espacio, algunos como representantes de varias organizaciones (Colectivo Militante, Agrupación Nacional Guevarista y Artiguista, Compromiso Revolucionario, Base Compañera, COMUNA, Agrupación de Militantes Guevaristas de El Pinar) e independientes.



SOLIDARIDAD CON EL PROCESO CUBANO Y SOLIDARIDAD ANTE LA AGRESIÓN FASCISTA CONTRA LA MILITANTE IRMA LEITES DE PLENARIA MEMORIA Y JUSTICIA.

Se inicia el debate con dos mociones de la mesa, una de apoyo al proceso cubano ante la campaña difamatoria del imperialismo, que fue leída y se acordó que se pasara entre los concurrentes para firmarla, dado que representantes de organizaciones no estaban autorizados a refrendarla, por ser presentada en el debate y que el tema no presentaba unanimidades.

Estando Irma presente en el debate por Base Compañera, hizo uso de la palabra detallando lo sucedido, que afirmó aún más la solidaridad de los participantes, donde se decidió una declaración de apoyo.

Posteriormente se abrió el debate con dos intervenciones de los compañeros Raúl por Comuna, reseñando la gestación del Consejo de Unidad y su proclama de marzo del 2009 y de la compañera Manuela con un sintético análisis de la coyuntura, centrado en que el gobierno de Mujica es continuismo del neoliberalismo del gobierno anterior y la prédica de la conciliación de clases, donde el conflicto de clases no es bien recibido y donde el gobierno mediante la concertación envía mensajes de unidad nacional en torno a una propuesta que está sustentada en la protección al gran capital y que sin embargo las mayorías no lo perciben y es una urgente tarea de la izquierda clasista enfrentar y esclarecer la confusión reinante, más allá de la fragmentación actual.

SINTESIS DE LAS INTERVENCIONES

La mayoría de las intervenciones coincidieron en críticas profundas al gobierno progresista de Mujica, pero lo fundamental de las exposiciones estuvo signado por la necesidad de abrir caminos de debate de la izquierda consecuente y llegar a acuerdos puntuales para accionar políticamente.

Hubo intervenciones donde hicieron hincapié en la necesidad de comenzar el debate estratégico (Compromiso Revolucionario), pues según estas intervenciones, radica allí la falta de los acuerdos tácticos.

Otras intervenciones aludieron que el materialismo histórico de los acuerdos tácticos en el plano político electoral como en lo social (Frente Izquierda de Liberación, Unión Popular, Acuerdo de Época, Tendencia Clasista. El propio Frente Amplio) eran fruto de diferentes estrategias y que sin embargo se trazaban líneas de acción conjunta en lo táctico. Para los representantes de COMUNA se abre un período donde la unidad va a fructificar fruto de las luchas y así ha sido en la historia de la lucha de clases en el Uruguay, no se puede entender la creación de la CNT y Congreso del Pueblo sin las luchas contra las medidas de seguridad de los gobiernos de la época o la creación del FA sin la agudización de la lucha de clases del 67 al 71, donde estaban combinados varios métodos de lucha incluso la lucha armada.

Participantes señalaron la necesidad de trabajar la unidad del espacio desde las bases sociales, zonales y sindicales. Desarrollarla desde abajo, partiendo de la base de que hay ciertos espacios ganados, pero que la inserción y la incidencia en la lucha de clases es débil.

La intervención del representante de Base Compañera establece que la unidad de la izquierda revolucionaria se irá gestando en instancias de coordinación de lucha en lo social y que esta convocatoria al debate lo consideran positivo y que se comprometen en mayo a una nueva convocatoria como continuación de ésta.

Representantes de la Agrupación Nacional Guevarista y Artiguista reconocen la importancia de la lucha para unir, pero debe existir la voluntad política de que aún en los períodos de auge de la conciliación de clases como ahora, la necesidad de un instrumento político para discutir y avanzar en conjunto. Esto permitiría potenciar la militancia dispersa si se siente partícipe de un colectivo de varias agrupaciones políticas. Importa el debate estratégico pero siempre acompañado de una flexibilización táctica. Si esperamos a que el pueblo en lucha nos una, sería caer en lo espontáneo. Debemos avanzar en lo posible en base de acuerdos mínimos.

Hubieron intervenciones acerca de la necesidad de acordar un diagnóstico de la realidad para ver cuanta coincidencia existe, porque a partir de ver la realidad en común, se pueden sacar conclusiones para operar sobre ella, con acuerdos puntuales o alianzas temporales.

Representante del Colectivo Militante estimó que la falta de debate, una de las razones ha sido el desconocimiento y la falta de la educación del marxismo que potencia el debate; agregó que la iniciativa la lleva el gobierno y respondemos por reflejo, mas allá del debate de estrategias, abocarnos a temas concretos como violencia doméstica, reforma del estado, la educación, etc.; para ampliar la convocatoria y tener un diálogo con sectores más amplios. Considera que la unidad social no generará la unidad política, sino que hay que encarar ambas tareas en forma combinada.

Al final del debate se presentó una moción que se aprobó instrumentarla, como síntesis de acción mas allá del debate, de efectuar una declaración para el 1º de mayo, con un diagnóstico crítico del gobierno y a la conducción sindical mayoritaria del PITCNT y levantando el programa de liberación nacional y social.

INTERVENCIÓN DE RAÚL ROSAS POR COMUNA, INTEGRANDO LA MESA DEL CONSEJO DE UNIDAD

Damos desde la mesa un saludo y un abrazo revolucionario a todas las compañeros y compañeros presentes, a las organizaciones políticas y sociales hermanas que a lo largo de los cinco años han forjado herramientas de lucha, de resistencia y esperanza, con la férrea intención de aportar hacia la unidad de los revolucionarios.

Hace un año y 37 días nos convocábamos en el Teatro Astral a un acto bajo la consigna –“Por la Unidad de la Izquierda Consecuente, libre del poder del capital y del imperialismo”; en donde todas las exposiciones de los compañeros, que hicieron uso de la palabra hacían un llamado a la unidad del espacio fragmentado con la lectura final de una proclama, aprobada por todas las organizaciones convocantes, dando comienzo al “Consejo de la Unidad”.

Dicho comienzo contó con la presencia y participación de los compañeros: de la Corriente Fundacional de Izquierda, los compañeros de Refundación Comunista, Movimiento Revolucionario Artiguista, GALA, MRO-FRAS y los compañeros de la Asamblea Democrática Popular de Peñarol.

En dicho acto manifestábamos que el consejo de la unidad es un espacio de trabajo político e ideológico abierto, participativo, clasista e inserto en la lucha de clases, donde generemos entre todos, una síntesis superior donde esté englobada toda la izquierda trascendiendo el plano electoral, y ésta alianza que proponemos no es, fue ni será una consigna prestada, ni vacía de contenido. Unificando a todas las fuerzas antiimperialistas- anticapitalista y antioligárquicas reforzaremos la unidad.

Compañeros, consideramos que no hay otro camino posible que el de la unidad; no la unidad de consignas y apariencias, sino la unidad para la lucha, la unidad en el compromiso, en el respeto, en la generosidad, en la fraternidad, en la unidad de la confianza, compañeros, la que resulta de convicciones y acuerdos cuando la ideología se traduce en acción.

Tenemos que hacer claridad política, mientras hacemos el camino, unidos no detrás de un hombre que sea el mensajero divino sino de una propuesta revolucionaria que cambie de raíz, la estructura política-económica y social del país, en un gran esfuerzo colectivo y participativo apelando a las luces del entendimiento y a la verdadera visión del luchador social y político.

Porque seguimos convencidos que son tiempos de construcción colectiva, en donde los temas del presente de nuestro país y su proyección al futuro constituyen una ineludible responsabilidad que debemos asumir, porque no es de pocos ni de ningún grupo en sí mismo la construcción de un país diferente, en que mujeres y hombres puedan desarrollarse ejerciendo sus derechos plenamente.

Compañeros, esta asamblea no es una expresión de deseo sino que responde a una necesidad histórica la construcción colectiva de muchos, en la lucha por una auténtica democracia, porque los pasos que logremos dar hoy, marcarán el rumbo hacia el futuro, porque unidos construiremos horizontes, compartidos hacia los cuales avanzar.

Manifestamos que en esta etapa crucial es único y hasta diría un mandato para todos nosotros la necesidad de unir, la posibilidad de coordinar esfuerzos, la impostergable necesidad de que todos los revolucionarios arribemos a estrategias de lucha comunes.
Compañeros: unir y unir a todos los que sientan en lo más profundo de sus corazones la causa del pueblo y que sabemos que ésta es hora decisiva de la historia de nuestra patria, de la nación, de la dignidad y de la soberanía de nuestro Uruguay.

______________
Publicado en el Construyendo N.39 Abil-Mayo 2010

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google