Conflicto Bancario: Trabajadores vs Gobierno. Clasistas vs Conciliadores


El conflicto en la Banca pública se sostiene en t r e s r e c l a m o s : l a equiparación salarial de unos 400 trabajadores del BROU procedentes del ex Banco de Crédito, la discusión por traslados “compulsivos” y el pago de un salario acorde a las tareas extras que cumplen los auxiliares del BROU.
Además hay presentes varios temas que el clasismo dentro del sindicato esta denunciando, como el cierre virtual de la Sucursal B.H.U. de Las Piedras, donde trasladan a todo su personal dejando únicamente un funcionario para la atención telefónica.
Denuncian, además, reiterados incumplimientos al Convenio Colectivo tanto en el B.H.U., como en el B.R.O.U. así como también al Estatuto del Funcionario B.R.O.U. y a la ley 18.125 y 15.508.
También denuncian que los Directorios de los Bancos R e p ú b l i c a y C e n t r a l pretenden modificar sus Cartas Orgánicas sin la previa discusión con el sindicato, así como la intención de crear un Banco de Inversión en el B.R.O.U. asociado al gran capital y la ya consumad a creación de Microfinanzas como Sociedad Anónima, que, por si no fuera poco, incursiona también en tareas específicas del B.R.O.U. cuando su personal tiene contratos a términos y percibe mucho menos salario que los trabajadores del B.R.O.U.
Enmarcando además esta situación en el proceso de R e f o r m a d e l E s t a d o contemplada en la Ley de Presupuesto y que en el sector, el gobierno ya comenzó con la precarización y flexibilización laboral contratando personal a término, y negándose en algunos casos a considerarlos incluidos dentro del Convenio Colectivo.
En definitiva se trata de un conflicto que pone en el tapete la política neoliberal del gobierno del Frente Amplio y que pone en primer plano el enfrentamiento entre las diferentes concepciones dentro del movimiento obrero, los conciliadores y el clasismo.
Es un conflicto donde al enfrentar a los trabajadores contra el gobierno, en un sector tan sensible para la economía del país, como el sector financiero, y en un sindicato tan poderoso, la lucha de tendencias en el movimiento obrero se expresa muy clara y fuertemente.
El conflicto de los bancarios no puede entenderse como un fenómeno aislado, sino como parte de un proceso donde el movimiento sindical está madurando la experiencia de enfrentar a un gobierno que cuenta con el apoyo de fuertes aparatos sindicales que lo están apoyando en el desarrollo de su política neoliberal y antipopular.
No podemos olvidar que AEBU es uno de los sindicatos donde las posiciones están más claramente marcadas e n t r e l o s s e c t o r e s conciliadores, defensores del gobierno en contra de los trabajadores, y los sectores clasistas que impulsan un cambio de estrategia para el sindicato y para el movimiento obrero, defendiendo la independencia de clase.
El propio Presidente del BROU Fernando Calloia, personaje famoso por ser represor de trabajadores, es afiliado al sindicato y, ante los intentos de expulsión del mismo que han promovido desde hace años los sectores clasistas, ha sido defendido una y otra vez por la agrupación Articulación que controla el Consejo Directivo del Sindicato.
Sin embargo, a pesar de la acción de los aparatos sindicales serviles al gobierno, las asambleas del sindicato bancario han ratificado el conflicto y no han cedido a la prepotencia del gobierno.
Así a los intentos de regimentar al sindicato y aplastar el conflicto, realizados sobre todo por el sector Articulación, se ha respondido con el impulso de las bases sindicales por mantener la lucha hasta el triunfo.
De todas maneras las perspectivas para los trabajadores bancarios no son buenas.
En el sector publico se enfrentan el avance de la reforma del Estado, que se impone eliminando derechos d e l o s t r a b a j a d o r e s conquistados hace décadas.
Reforma que se extiende mucho más allá del sector financiero ya que afecta al conjunto del Estado y que solo puede ser enfrentada mediante una lucha de conjunto, entre todos los trabajadores.
Reforma del Estado coherente con la política neoliberal que aplica el gobierno en todos los Ámbitos y que en el sector privado deja huérfanos de todo derecho a los trabajadores de manera que el cierre o la reestructura de una entidad financiera, como el Bandes, deja a los mismos en la calle.
En este sentido, los trabajadores bancarios debieran prestar gran atención a lo que paso con los trabajadores de Riloman, subsidiaria del Baco de Crédito, donde a pesar de las promesas de los sucesivos gobiernos y de la Dirección del sindicato que los impulso a no movilizarse, sino a esperar las famosas “negociaciones”, se quedaron sin una solución ante el cierre de la empresa.
El gran problema que enfrentan los trabajadores bancarios es superar a su actual dirección totalmente entregada a un maridaje con el gobierno.
Esta dirección que aísla los conflictos, que no quiere enfrentar al gobierno, que no quiere la unidad para luchar, es el principal obstáculo que deben superar los trabajadores para poder defender sus derechos y conquistas.

————————————————
Publicado en CONSTRUYENDO N°41. Octubre-Noviembre 2010

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google