Dos tendencias sindicales en el movimiento obrero y en la U.T.H.C. Este 28 de abril tú decides.

Comunicado Público de la Lista 6 de UTHC
\"\"



Trabajadores/as del Hospital de Clínicas:

Se ha presentado un documento que plantea para estas elecciones de la U.T.H.C. una lista única.
Este documento se basa en la afirmación de que lo que debilitó a la Mesa Representativa última ha sido que la integraba diferentes listas. Menciona la difícil situación actual y los embates por venir y que deberemos afrontar.
Lo que no menciona es que en muy pocos sindicatos se logra una lista única por acuerdo y esto ¿por qué? Por una razón muy simple. En el movimiento obrero siempre hubo tendencias diferentes que demuestran diferentes visiones de cómo resolver dificultades y conflictos, la aplicación de prácticas y métodos diferentes. Lo que hubo en la última Mesa Representativa fue una situación renovadora, fue la confrontación de esas dos líneas. Y lo que se pretende con el planteo de lista única es imponer el pensamiento único, hegemónico, que adormece, limita, discrimina y que en definitiva es lo que pretende imponernos la clase dominante que nos oprime.
Veamos cuáles son esas dos líneas de las que hablamos:

Burocracia sindical:
Esta línea considera su lugar en la dirección de un sindicato como un logro personal, individual, no mandatado por las bases, por lo tanto no rinde cuentas frente a nadie de lo que hace y dice; se consideran insustituibles: se separan de su lugar de trabajo con licencias gremiales prolongadas; utilizan los recursos del sindicato de forma liberal en viajes, gastos y viáticos; no practican la independencia de clase pues subordinan su accionar al partido político que gobierna aunque éste no represente los intereses de los trabajadores; no aceptan la participación democrática de los trabajadores en la resolución

de los conflictos tratando de “matar” todo lo que sea participación que se le pueda ir de las manos, no quieren “largar la rienda”, pretenden tener todo bajo su control incluso utilizando el más acérrimo autoritarismo, la arbitrariedad y el amiguismo. Se mueven en organismos de cúpula, convocan a reuniones estrechas, ocultando información. Utilizan el engaño, la difamación, el chisme, la discriminación, para mantenerse en los puestos que ellos consideran de privilegio. Entre ellos establecen vínculos para atacar a quienes piensan diferente, a quienes ellos consideran como enemigo. Negocian con la patronal a espaldas de los trabajadores logrando beneficios y favores personales y haciendo carrera política.

Sindicalismo clasista:
Quienes estamos en estas filas tenemos una visión muy diferente de la militancia sindical. Consideramos como pilar fundamental de nuestro accionar la independencia de clase, la independencia del patrón, del estado y de los partidos políticos. Fomentamos el desarrollo de la democracia sindical y la más amplia participación de los organismos de base. Para nosotros el militante sindical debe ser ejemplo para sus compañeros evitando que su condición de dirigente implique un privilegio y que no lo separe de su entorno laboral o el contacto diario con sus compañeros, situación que no le permitiría visualizar con objetividad los problemas, situaciones conflictivas, carencias y vivencias de sus compañeros de sector o servicio. Debemos ser ejemplo de organización y unidad de los trabajadores en la batalla cotidiana contra la opresión y explotación capitalista. Para nosotros el Sindicato debe ser generador de conciencia clasista y mejor organización. Quienes militamos en las filas clasistas vivimos muchas postergaciones, quitándole dedicación a la familia, al estudio, al esparcimiento, para volcarnos a un trabajo cotidiano con intereses superiores a los individuales, nos indigna la injusticia y la opresión y nos enaltece la solidaridad y la resistencia.
Sería un engaño decir que en nuestro sindicato a través de una lista única se dirimirán esas contradicciones. ¿Eso quiere decir que estamos contra la UNIDAD? De ninguna manera. Siempre hemos abogado por la UNIDAD de los que luchan, de los que defienden los derechos e intereses de los trabajadores, de los que sienten como propio el daño o perjuicio que se le ocasionaba a un hermano de clase o a todo un sector, más allá de que sea o no de nuestra lista o agrupación, que nos haya votado o no, y más allá de ser mayoría o minoría en la Mesa Representativa de la U.T.H.C.
Bregamos por la UNIDAD de quienes cuando hay una acusación contra un trabajador consideran que lo primero que debe surgir es la defensa del mismo y no los juicios a priori o la condena como sí lo hacen los patrones y que lamentablemente vemos esas actitudes en gran parte de quienes están representando hoy a los trabajadores, sin tener en cuenta que son parte de la clase trabajadora, que se deben a ellos, que es su deber no excluirlos, no expulsarlos a la exclusión, sí velar por sus derechos e intereses.
Bregamos por la UNIDAD de quienes consultan a los trabajadores involucrados y a la mesa del sindicato cuando hay un problema y no como otros que asumen la actitud de la patronal, actuando, hablando y votando como que fueran gestores de la institución.
Apostamos a la UNIDAD del espacio clasista, entendido en la línea de democracia obrera, de mayor participación de las bases, conciencia, protagonismo en el día a día, en los aportes para las mejoras necesarias de cada sector y del hospital en su conjunto, en la defensa de los derechos e intereses de quienes representamos, de no seguir permitiendo pérdida de logros que vienen de quienes lucharon y hasta dieron su vida en la pelea.

COORDINADORA DE MILITANTES CLASISTAS - LISTA 6
UTHC

————————————————
Publicado en CONSTRUYENDO N°42. Abril-Mayo 2011

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google