Construyamos la Estrategia Artiguista por el Socialismo. Nos Autoconvocamos para Marchar Juntos - 4ta. Parte -

. ::
26.Nov.13 :: General

URUGUAY, mes de octubre del 2013

LAS PRESENTES SON ELABORACIONES COMPARTIDAS

A modo de avanzar interpretando el futuro de la utopía:

Hemos estado observando los hechos que ha diario ocurren, dónde, las idas

y venidas se van acomodando y se producen todo tipo de situaciones que

permiten comenzar a predecir “sucederes”, como también lo hacen cada una/

o de las/os brujas/os políticos que actúan en el gran teatro del capitalismo

bueno, frotamos la bola de cristal para ir visualizándoles con un sutil artilugio

de la más alta brujería virtual a varias/os dicharacheras/os opositores dispersos

y “diferentes” para conseguir pergeniar inequívocamente un único camino/

brete por dónde marche a su frente un sólo candidato presidenciable, todo lo

que sucede y sucederá solamente dentro de la bola de cristal como sistema de

componendas aceptadas y en estricto cumplimiento, cierto.

Adentro y afuera, arriba y abajo, lejos y cerca: blancos, colorados, verdes y

amarillos, multicolores e incoloros todos al unísono dentro de una sola bola

de cristal, ¡actúan igualados!, todos tienen diferentes objetivos e intereses

a conseguir -directa o indirectamente- bajo un único horizonte igual para

todos:…la explotación del hombre por el hombre,….con el voto obligatorio;

bajo una única Constitución de la República que nos mandata; para un sólo

gobierno que nos administra; bajo una única jurisprudencia que “nos” contiene

y ordena cuasi igual a todos, pero ideológicamente con matices de clases

favoritistas; y al final de la cola, el pueblo en general, contenido, controlado

y reprimido por el cronograma sistémico que imponen los aparatos para la

seguridad clasista ideológica del Estado.

No se trata, entonces, de ser antojadizos ni irrespetuosos, sino que decimos

de aceptarnos simplemente como protestadores irreverentes cuestionadores

del sistema capitalista, de forma que no lo queremos más y lo pretendemos

cambiar por el proceso Revolucionario Artiguista para el buen vivir, que le

quede claro a quién lo quiera escuchar: no queremos más al capitalismo y lo

pretendemos cambiar revolucionariamente por el sistema Socialista.

Para conseguir estos fines proclamados, los cuáles comenzamos a bosquejar

con ahínco colectivo para construir un gobierno Revolucionario Artiguista

por la Liberación Nacional que constituya en su esencia los cambios

necesarios principalmente políticos/ideológicos en la observancia de los

comportamientos asimilables a nuestras realidades del hombre nuevo

Guevarista, lo cuál estamos trabajando lentamente pero con constancia

en todos los lugares posibles y con todas aquellas formas permisibles para

que en el corto plazo se obtengan más crecimientos militantes que aporten

constantemente sus decires para los haceres revolucionarios en esa dirección.

CUANDO LA REALIDAD PAUTA NUESTRO FUTURO

Cada cinco años tenemos la obligación de encontrarnos haciendo cola para

entregar nuestro designio en la dirección individual y colectiva de forma que

ponemos en una urna el derecho, a elegir para no decidir, ¡entonces!, vamos

haciendo sapitos con periodicidad marcial en la razón de que elegimos futuro

para soñar en mejorar pasado, así vamos gastando nuestras vidas intentando

sacrificadamente beneficiar presente, sólo lo comprenderemos cabalmente,

cuando nos llegue a cada uno, ¡el mismo, final!.

Trabajar denodadamente durante toda la vida, solamente para lograr “pasar”

es la razón de la sin razón dentro de éste oprobioso sistema capitalista, dónde

las clases sociales nos organizan la vida entera para que unos:…trabajen

de trueno, y sea pa’ otros la llovida,….de modo, que está estructurado de

pe….a,…pa, para utilizarnos arteramente y no podamos ”ser”. Cada uno de

nosotros -mayores de edad-, religiosamente lo legitimamos haciendo cola

para poner nuestra anuencia obligados y estafados por una realidad que no

aceptamos en su esencia, pero que recibimos confundidos en sus resultados.

Podemos enunciarlo de diferentes formas, pero el contenido siempre será el

mismo, por lo que haciéndolo solamente una vez, lo consideramos más que

suficiente para, que:…entre vos y nosotros,…. sepamos que hay dentro de las

urnas como única realidad,…la explotación del hombre por el hombre, ….cruel

e inhumano capitalismo que nos depreda, …¡siempre!,…

Vamos observando que es este sistema el que nos obliga de todas formas, por

las buenas y por las malas, …¡también!,… a aceptarlo, admitirlo y utilizarlo

en su única dirección que se nos impone por arriba de “todo”, el que no nos

limita para pensar libremente, y que nos necesita para que seamos útiles y

dóciles a sus intereses para la acumulación permanente de sus riquezas, por lo

que dentro de ésta ecuación, pretendemos ejercer el derecho a decidir libre y

soberanamente por el buen vivir Artiguista.

Cuando a diario presenciamos a los diferentes sectores de trabajadores

movilizados en la lucha por la más significativa supervivencia detrás de

salarios dignos como el principal derecho a la vida, no hacemos más que

corroborar, una y otra vez, que sólo se puede llegar, …hasta ahí,…., para

entender que no se podrá nunca pasar más allá de lo que los intereses de

los capitalistas puedan permitir después de sus ganancias netas como dique

infranqueable, incluyendo a los del propio Estado; ésta, es la utopía de los

explotados sindicalizados para poder entender y comprender que el “techo”

está a la vuelta de la próxima esquina, dónde éste giro verdadero está

definido lapidariamente por la rentabilidad capitalista, ¡cierta!.

¡Entonces!, dentro del sistema capitalista las fruslerías como principios de

clase, se quedan siempre en lo menos significativo, y lo más importante ha

sido sistemáticamente dejado de lado u arteramente ocultado, de una u otra

forma por los sectores reformistas de las diferentes direcciones sindicales,

posibilitando que los pequeños árboles no permitan ver el gran bosque;

entendemos que no se trata de dejar ser “organizados en sindicatos”, ni

que las luchas por “salarios dignos” no sean importantes, ni que se haga

necesario de constituír una nueva central de trabajadores; sino que lo que

decimos, que debemos de aggiornar los cambios del sistema capitalista,

revolucionariamente, éste es el principal quid de la cuestión a discutir para el

total de los activistas, dónde absolutamente todas las tareas sindicales deben

de estar regidas ideológicamente por los intereses de clase en la dirección del

proceso revolucionario para la construcción del Socialismo.

Nadie nos puede cuestionar por ello, porque es derecho Constitucional legal el

sublevarnos, no aceptando más el sistema capitalista, es el derecho universal

a la “vida digna”, sin explotados, ni explotadores; lo que nos permitirá definir

nuestros propios caminos colectivos en la construcción profundamente

democrática y participativa del futuro para el buen vivir Artiguista.

ACERQUÉMONOS DESPACIO, PORQUE ESTAMOS APURADOS

Comienzan a desplegarse las diversas plataformas de lanzamientos políticos,

dónde las baterías coheteriles de refriegas ostentan sus colores identificatorios

en la rivalidad “diferente”, actuando en forma consecuente para “un sólo fin”,

absolutamente todos serán cumplidores dentro del sistema para beneficio

de su participación, por lo que se obligarán a rajatablas con él, sin salirse ni

un sólo momento fuera del libreto único para todos, por lo que se instrumenta

“un” orden de preferencias de todos los candidatos como rastrillaje en círculos

concéntricos del sistema eleccionario, de forma, que nada se escape de su

redil, -es decir- votar “contrarios” para acumular unitarios.

El FPA – Frente Patriótico Artiguista es un colectivo en construcción que se

encamina participando consecuentemente en la lucha de clases en la dirección

por el buen vivir Artiguista dentro de la Revolución Artiguista de la

Liberación Nacional hacia el Socialismo, ésto define sin ningún tipo de

ambages o medias tintas una única estrategia puntuando con total claridad

sus metas a lograr, por lo que día a día en sus avances recibe y brinda aportes

que se van integrando a la definición de la teoría revolucionaria que permita

explicarnos cuáles caminos deberemos tomar para lograrlo.

Cuando hablamos de Revolución Artiguista lo hacemos enfocando cambios,

y lo esencial y más importante es que para lograrlos es necesario practicar

revolucionariamente en forma consecuente el antisistema por lo que tenemos

que ser antiimperialistas en lo internacional y anticapitalistas en lo nacional,

prejuzgamos a sabiendas que los enemigos de clase nos “calificarán” de

terroristas anti sistema y nosotros demostraremos -por todos los medios

a nuestro alcance- que somos revolucionarios, por lo que nos ponemos

“en frente” y no “al lado” de esos enemigos, con la más elemental de las

concepciones, asumiendo como la principal bandera de lucha desplegada para

estar -siempre- en contra de:,…. la explotación del hombre, por el hombre,….

Los cambios revolucionarios son identificados a partir de las propias

contradicciones que nos dirime a diario la lucha de clases, de forma que, no

es un invento teórico nuestro, sino de la evolución de los pensamientos en

la interpretación de la realidad objetiva que nos rodea a partir de los hechos

principales que suceden en su interrelación de intereses, entre los pobres y

los ricos, explotados y explotadores, ¡solamente!.

Lo practicamos a diario de forma que los vayamos integrando fluidamente en

los enfoques que nos permitan interpretar las luchas sociales por nuestros

derechos y salarios, los de las jubilaciones y pensiones y todas aquellas otras

que “hacen” a las actividades y movilizaciones de la sociedad, de forma

que podamos “ver” siempre el bosque por sobre algunos insignificantes y

molestosos arbolitos de las primeras filas, pergeniándo señeramente nuestras

propias razones ideológicas Artiguistas.

Nos acercamos a otro salto del “sapito” electorero cinco añero dónde por

ninguna razón -por ahora- se pone en duda al sistema capitalista, unos y otros,

aquellos y éstos, ¡todos al unísono!, van por la misma…., defenderlo y dentro

de él, aparentar diferencias para perpetuar incuestionado al único (hombre

o mujer) que lo administre eficientemente para que se cumpla con rigor de

relojería, la….explotación del hombre, por el hombre…., dónde la acumulación

de las riquezas se distribuyen entre pocos y la de la pobreza, entre muchos, así

será, ¡otra vez, más!, inconfundiblemente.

Cuando la realidad nos marca a cada instante y a toda hora, que ésto se

cumple para beneficio de pocos y sufrimiento de muchos, se dibuja nítido en

nuestros pensares dónde virtualmente soñamos cabalgando a nuestro lado al

gran caudillo histórico que con su aguda mirada nos incita a continuar por los

caminos revolucionarios que estamos procurando, sin que vacilemos y menos

titubear o declinar propósitos en los pasos a seguir para construir una vida

mejor para todas/os dentro del buen vivir Artiguista.

Debemos de trabajar denodadamente en forma colectiva para la construcción

de éste sentimiento que lentamente se está transformando en la utopía que

permitirá ir avizorando con objetividad que se puede y se debe de construir el

Se constata fehacientemente que el fundamento principal que se pone en

juego para el período venidero es aprender a comprender el significado de

ejercer los cambios revolucionarios lo que asume el carácter de principio

estratégico en la dirección que nos exige y nos exigirá fundamentar el rumbo

ideológico para las nuevas construcciones válidas.

Estos elementos conjugados nos pre anuncian que gran parte de los uruguayos

y de la humanidad comienzan a exigir que el principal cambio urgente

a procesar es el de practicar privilegiando la democracia participativa

por sobre la democracia representativa lo que implica aceptar un fuerte

cuestionamiento a las democracias capitalistas actuales -incluyendo la nuestra-

reclamando cambios urgentes en la dirección estratégica por el Socialismo.

Tenemos que tener claro que la esencia ideológica de la Constitución de

la República es el primer quid de la cuestión de los verdaderos cambios

revolucionarios a ejercer, de forma que el levantar esa bandera estratégica

es la primera y más importante guía para la acción de fundamentos teóricos

y de movilizaciones anti sistema capitalista, no aceptando como desviación

ideológica diversionista reformista las propuestas de solamente realizar

reformas sobre algunos aspectos dejando intocada su esencia ideológica de,

la:…explotación del hombre, por el hombre,… a partir de la predominancia

absoluta de la propiedad privada estratégica sobre los medios de producciones

Avanzar admitiendo que se puede hacer, es instrumentar y potenciar las tareas

con sensatez y asumir construyendo como propia la utopía para aumentar su

contenido ideológico en la forja de ideas coordinando -al mismo tiempo- con

alianzas sólidas en un lugar propio de todas/os proponiéndo los más variados

aportes revolucionarios para un sólo beneficio estratégico del buen vivir

Artiguista, constituyéndose en el derecho fundamental para la vida digna.

CONSTRUÍR ENTRE TODAS/OS EL BUEN VIVIR ARTIGUISTA ES HACER LA UTOPÍA

LA LUCHA POR EL SOCIALISMO, ES EL DERECHO A CONSTRUÍR UNA VIDA DIGNA.

—————o——————————————————–
Publicado en CONSTRUYENDO N°51. Octubre de 2013

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google