Uruguay, mes de noviembre del 2013. La Minería de Gran Porte y los albures de los que deciden. Las dificultades para No Comprender lo que debería ser

FPA ::
26.Nov.13 :: General

Desde el anticentralismo Artiguista hasta el anti neocolonialismo actual



Desde hace bastante tiempo escuchamos y seguimos atentamente los

decires a todas/os aquellas/os que de una u otra forma se proponen como

de: “involucrados” con los temas de la minería en general y de Gran Porte

en particular y todas sus variantes, en nuestro país.

Observando un gran ritual consecuente y tendencioso de ponencias y

opiniones en todas las direcciones imaginables, principalmente por parte

de los personeras/os de turno del gobierno, quién prioriza acendrando

el entreguismo cierto de la soberanía del país imponiendo soezmente el

neo colonialismo y deja de lado ocultistamente los derechos humanos

más elementales y sentidos de los productores y pobladores de la región

involucrada, los que serán incuestionablemente desbastados y saqueados

por el neo extractivismo primarizador.

Escuchamos atentamente a los integrantes/interpretadores políticos

burócratas, los que demuestran fehacientemente tener una incapacidad

meridiana en la dirección del manejo de éstos temas tan importantes,

de lo que se tendría que haber hecho y lo que se está cosechando con

sus decires/haceres, porque los resultados demuestran a diario que van

a los tropezones como beodo en cuarto oscuro, andando en la dirección

contraria de lo que como pueblo votante ¡se esperaba!, están metiendo

arbitrariamente debajo de la alfombra lo prometido y borrando con el codo

lo que escribieron para que les creyéramos.

Mintiéndonos y engañándonos se está constituyendo -por fuera de

la obligatoriedad de la Constitución de la República- la peor entrega

ignominiosa a los malos extranjeros y peores americanos de las riquezas

ciertas formadas por la paciente y bondadosa madre naturaleza

desde hace unos (±) cien millones de años y que nos la entrega

armoniosamente y sin costos a todas/os nosotras/os para nuestro

beneficio colectivo multi propósito en el buen vivir geológicamente válido

y en sana armonía con el medio ambiente en su conjunto respetando

todos los de intereses diversos en forma jerarquizadas.

La minería es una parte importante -nueva- del problema general

de la concepción neo colonialista que el sistema capitalista nos trata

de imponer, tenemos que tener claro que estamos parcializando

sectorialmente los análisis a los efectos necesarios e imprescindibles

de sistematizar y cuantificar propósitos y sus proyecciones estratégicas

en la dirección fundamental de los contenidos que nos trata de obligar

ideológicamente el sistema imperialista mundial como concepción de

sumisión para poder consumar la explotación financiera capitalista

depredadora, es decir, la de imponer brutalmente la rentabilidad por

sobre la vida.

EL CIRCO DE LA MINERÍA AMIGABLE CON EL MEDIO AMBIENTE

¡Éstos protagonistas!, lo primero que deberían de haber tenido en

cuenta -desde una óptica política progresista pro sistema- como principal

indicador para el comienzo, es la Ley N° 15.242 -Código de Minería-,

la que fue hecha por el catedrático Dr. Juan Andrés Ramírez para que

el zorro “arrase” depredando al gallinero, argumentada jurídicamente

sin entender, ni saber mucho de geología, instrumentándola con

“ventilaciones” legales varias para ir y venir dentro del enredijo jurídico

y que en el caso del injerto de última hora actual de la minería de Gran

Porte (léase Aratirí), ¡también!, se le podía interpretar con otra lectura

posible y que la propia Ley lo permite, ¡sin cambiarla!.

Ésto, nunca fue tenido en cuenta como otra opción válida por los

decididores a partir de los alertas lanzados públicamente por el propio

Dr. Ramírez, lo que ha sido desoído y barrido presurosamente debajo de

la alfombra por los representantes ineptos “indicados” del Parlamento los

que -a ojos vista- se han burlado irrespetuosamente de los productores

involucrados estafados; los que aún esperan disciplinadamente en forma

paciente de las soluciones diferentes válidas para proteger o resarcir -sin

ninguneos dedodirigidos/topeadores- sus más sentidos intereses.

Aparentemente, ¡parece! que de lo que no pudieron “darse cuenta”

éstos cuadrados políticos, es que la Ley define con claridad -queriéndola

interpretar desde otro posible ángulo- las formas a aplicar para regularizar

la propiedad de la tierra en oportunidades puntuales con figuras jurídicas

concretas, como es lo de Aratirí (léase padrones involucrados) de forma

que se arreglaba jurídica/políticamente -y, no al ¡revés!-, desde el

principio de las negociaciones, en la medida que fueran declarados los

yacimientos como Clase III (técnicamente se puede y jurídicamente es

válido) y utilizando la última clausula derivarla por la vía industrial a la

Clase IV -aplicando lo que indica para hacer la Ley- de forma que cada

propietario pudiera ser socia/o del emprendimiento y no “cautivo” y

estafado brutalmente por el canon, menos emparchando groseramente

y a dedómetro teledirigido, la interpretación jurídica legal de la Ley que

hacen los burocrátas, cambiando la dirección de intereses en el sentido

contrario al que ella posibilita.

El dirimir el derecho de propiedad, entre: un yacimiento geológico

explotable, jurídicamente comprendido y soportado dentro de las leyes de

nuestro país y la depredación neo colonialista ignominiosa extranjera, a

partir de priorizar el derecho extranjero por sobre el del interés nacional

es una aberración anticonstitucional, y la aceptación de como está

artilugiada la nueva Ley de minería de Gran Porte por el Parlamento se

presenta como una verdadera estafa histórica que hiere profundamente

la más elemental inteligencia y mancilla toscamente los derechos

Constitucionales.

SE INTENTA ATAR NUESTROS ZAPATOS CON LOS CORDONES DE LA VEREDA

Un yacimiento explotable de minería -no importa la clasificación- está

supeditado exclusivamente y a partir de lo que se define técnicamente,

como: la potencia real sumada a la probable del material -más importante-

declarado “a extraer” en el yacimiento; éstas potencias sumadas definen

los siguientes parámetros incuestionables e insustituibles para llevar

adelante la explotación: las formas y modelos técnicos; los medios

principales y secundarios; los tiempos reales para la explotación; las rutas

críticas; permisos; inversiones; financiaciones; cierres; y otros.

¡Nunca!, la propuesta negociada entre interesados iguales, no puede,

ni podrá hacer preponderar el volumen de inversión virtual por

sobre las condiciones de la potencia cierta del yacimiento en tratos,

por lo que la potencia define siempre a la inversión, y no a la inversa,

error travieso y condicionado que el gobierno pretende y busca que

aceptemos -parándonos de cabeza-, nos intenta marear argumentándonos

virtualmente que se puede construir “la casa” a partir de poner primero el

techo, para terminar -como último paso- colando los cimientos, nos infiere

a aceptar a la rentabilidad por sobre la vida.

En la medida que obligatoriamente para poder embarcar el hierro a

granel hay que separarlo por imantación y posteriormente peletizarlo,

sino, no se puede enviar por el minero ducto y menos embodegar en

los barcos, nos dice y confirma, sin lugar a dudas que éste procedimiento

es un tipo de industrialización obligatoria (se agrega valor), lo que

permite en armonía fiduciaria (Clase III y IV) asociar a cada productor

propietario de todos los padrones involucrados territorialmente -directa

e indirectamente- a la explotación extractiva, dentro de una sola figura

jurídica colectiva, porque cada dueño arrienda -de acuerdo a la Ley- el

derecho de explotación a cambio de asociarse industrialmente con

quién pretende explotar el yacimiento, aceptando en las negociaciones -

por acumulado- la forma por canon como lo indica la Ley .

Este artilugio es posible y permitido por la Ley N° 15.242 – Código

de Minería- en la medida que posibilita fundamentar la validez

del procedimiento legal, de forma que ninguno de los productores

involucrados deberán quedar afuera de la asociación industrial para

los beneficios netos de las explotaciones, continuando con los derechos

de propiedad de sus padrones bajo la figura jurídica determinada y

válida, lo que les permite intervenir asociados y no como lo intenta

hacer malamente el Gobierno de turno y cofrades, solamente por canon

limitado enmascarando para desviar sus derechos estafándoles según

la principal Ley de minería vigente en el país. Podemos interpretar

lealmente que todo lo hecho, en ésta dirección, hasta ahora por el

Gobierno, ¡está mal hecho!.

DISEÑAR UNA NUEVA FORMA COMO FIGURA VÁLIDA PARA TODOS

Se deben de desandar las actuales políticas para la minería porque lo

obliga la Constitución de la República y se tendrán que diseñar de otra

forma las mismas, no aceptamos que solamente “ellos” representantes de

nuestros intereses por mandato eleccionario puedan decidir de entregar

a los capitales extranjeros nuestras riquezas, saben que nos tienen que

escuchar a partir de nuestros derechos Constitucionales, lo que deben de

hacer en consecuencia democrática participativa y nunca por pretensiones

bonapartistas.

Es un profundo error considerar que en el mediano plazo, que con

subsidios y bonificaciones sociales; con desmesurado aumento del gasto

público dirigido socialmente; aumentando precaria y controladamente los

salarios, jubilaciones y pensiones; aumentando los impuestos; y otros de

parecida índole, se va a lograr disminuir la desigualdad social entre las

clases de forma permanente y sostenida, ¡ésto!, es y será el mayor error

histórico a mantener por las políticas actuales del Gobierno, porque es el

sistema capitalista y el propio capital que se acumula, el que genera y

reproduce la desigualdad.

Tenemos en nuestro país un Estado clasista en la medida que representa

preponderantemente la explotación del hombre por el hombre a partir

de su propia estructura (Estado de clase) quién privilegia a la economía

capitalista satisfaciendo sus dos funciones fundamentales, que son: la

acumulación de capitales y su legitimación y el gasto estatal que soporta

esas funciones, lo que demuestra fehacientemente que el progresismo

se define como la principal forma de proteger, enmascarar, instrumentar

y hacer reproducir la rentabilidad capitalista para su acumulación

permanente como ciclo superior del sistema financiero imperialista

depredador.

Comprobamos ciertamente los comportamientos cíclicos del sistema

capitalista de forma que cuando se desarrolla en su período pujante y

equilibrado (de flujo), los inversores tratan de disminuir o evadir sus

“aportes” impositivos obligatorios al Estado, pero cuando se estanca y

retrocede la economía (reflujo), en los mismos ciclos, los inversionistas

transfieren sus cargas por pérdidas al propio Estado, -por lo tanto,

¡siempre!-, en su reproducción el capital reparte sus cargas lo más

delictivamente posible en perjuicio de la sociedad, por lo que, los

primeros y mayores afectados, golpeados y estafados, serán siempre los

grandes sectores explotados/pobres de la población.

Entendemos, que sin un cambio estructural del Estado como el principal

instrumento de gestión para las relaciones intercapitalistas, que controle y

contenga económica/financieramente al capital monopólico transnacional

de origen neo colonialista financiero y el nacional capitalista asociado

y relacionado en las explotaciones extractivistas depredadoras en los

grandes proyectos primarizadores que se procesan actualmente, y que

además instrumente políticamente el control de las gestiones, sobre

las producciones y las distribuciones, constituyendo un Gobierno de

nuevo tipo, direccionado en ampliar y profundizar el capitalismo de

Estado estratégicamente, dónde prime sustancialmente la democracia

representativa/participativa a partir de la predominancia de las

inversiones económicas/financieras del propio Estado en su gestión

administrativa del país, (ANCAP, UTE, ANTEL, etc.).

Todo lo que deberá instrumentase obligatoriamente por éste Gobierno

porque en el cortísimo plazo podremos estar sumergidos en una infernal

crisis intercapitalista producida por una potencial inflación cíclica no

contenida, con expresiones irreverentes violentas de protestas masivas

constantes y por doquier, porque el equilibrio exigido por el sistema

para mantener la rentabilidad capitalista obligará a transferir siempre e

inevitablemente “sus” costos utilizando como instrumento articulador ruin

al Estado, haciendo aparecer directamente como el principal responsable

al Gobierno que lo administra obligándolo a aplicar con cargo inmoral

directo a la población explotada, que bajo la sutil y terrible presión

represiva estatal estará obligada a pagar ésta aberrante rapiña, para

que terminen como únicos resultados ¡ciertos!, en exclusivo provecho

acumulador del capital financiero depredador.

¡Entonces! Surge claro que la minería en nuestro país podrá tener un

gran futuro en la medida que la instrumente el propio pueblo organizado

por auto gestión participativa junto al Estado, de forma colectiva/

cooperativa con intereses varios, dónde los beneficios sean administrados

directamente por los participantes interesados, dónde prime y se

privilegien: las prestaciones de los productores dueños de las tierras, de

los trabajadores en general, del Estado local, del Estado central y de los

explotadores/financiadores involucrados, los que en conjunto y con una

figura jurídica válida para todos por igual y con las alternativas necesarias

para “atar” los intereses particulares interrelacionados, se podrán elaborar

planes beneficiosos de las explotaciones privilegiando la conservación y

protección rigurosa del medio ambiente, aplicando los tiempos ciertos,

válidos técnicamente y oportunos para todas/os por igual en el mediano y

largo plazo en los mejores términos históricos.

Dentro de los supuestos publicados con mucha sensibilidad ciudadana

está la propuesta de contemplar los derechos de usos y beneficios a las

generaciones futuras, por lo que expresamos que por las propuestas

últimas realizadas por las “adecuaciones” jurídicas para la minería de

Gran Porte las que deberán ser aterrizadas, “bajándolas a tierra” con

la fundamentación de concretar “aportes obligatorios” con un tanto

por ciento (%) acordado por todas las partes de los beneficios que

produzca la explotación, con lo que se deberá construir, implementar

y poner en funciones la Universidad Politécnica del Saber - UPS, dónde

específicamente se desarrollen las asignaturas profesionales de

biotecnologías y nanotecnologías.

Sólo el control de la sociedad toda en la gestión del Estado y en especial

de la población interesada y específicamente por los directamente

involucrados, todos en un sólo conjunto organizadamente administrando

productividades, producciones y ventas, y al mismo tiempo generando y

aplicando inteligentemente criterios, definiciones y formas colectivizadas

política-ideológicamente para el fin común del bienestar participativo,

¡ésta propuesta! será lo único que servirá de garantía como el gran

dique contenedor, contra la sed depredadora insaciable de acumular

ganancias por el neo colonialismo imperialista financiero voraz.

CONSTRUÍR ENTRE TODAS/OS EL BUEN VIVIR ARTIGUISTA ES HACER LA UTOPÍA

LA LUCHA POR EL SOCIALISMO, ES EL DERECHO A CONSTRUÍR UNA VIDA DIGNA

———————————————————————————
Publicado en CONSTRUYENDO N°51. Octubre 2013

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google