Construyamos la Estrategia Artiguista por el Socialismo. Nos Autoconvocamos para Marchar Juntos - 5ta. Parte -

URUGUAY, mes de noviembre del 2013
NUNCA SE HACE FÁCIL PODER INTERPRETAR LO QUE NO QUEREMOS



Las multitudes practicando vivencias construyen sus propias verdades
Estuvimos y estamos atentos con los radares desplegados por todo el espectro político, para, escuchar, leer o percibir las conclusiones que se van acumulando en las/os: juntaditas, reunioncitas, reuniones, reunionazas, encuentritos top secret y congresos varios realizados pomposamente por allí y acullá para poder interpretar directamente o entre líneas las propuestas identificando política/ideológicamente las potenciales directivas estratégicas, las que sabemos de antemano, fueron resueltas absolutamente todas dentro de la égida del sistema capitalista, ataditas a lo oscurito y sin salirse un ápice de lo permitido por “aquellos”.
Encauzamos todas nuestras mayores atenciones, esforzándonos con sentida preocupación en entender sus nebulósicas generalidades como sus decires de doble faz interpretativas y proyectar las propuestas de sus pocos creíbles haceres absolutamente todos encarrilados en una sola dirección (la capitalista) y con dos sentidos ideológicamente híbridos diversionistas de izquierda del va y viene, …como te digo una cosa, te digo la otra…; por lo que, bosquejamos dibujando el futuro promisorio que nos ofrecen como generalidad poco creíble, para nuestra posible y probable felicidad, durante la próxima tercera gobernanza administrativa del capitalismo bueno progresista, buscando que aceptemos -por otros cinco añitos- buenonamente otro período burocrático corporativo jolgórico/abulonado del reinado fatuo/amplista.
Todo, lo que nos sugiere, de acuerdo a sus pretensiones diversionistas y embusteras multipropósitos -gane o pierda el FA las elecciones mediatas-, que habrá un tercer set capitalista con más entrega al neocolonialismo de nuestros más preciados bienes y derechos al surtidor extractivista rapiñero/depredador del imperialismo en lamentable anuencia contuberniada rapaz/saqueadora con los malos uruguayos y peores americanos, así como, de la entrega por casi todas/os los políticos de turno en compartida forma ignominiosa de nuestra soberanía Artiguista, la cuál ha sido símbolo histórico de independencia de nuestro país con la más alta y latente rebeldía revolucionaria Latinoamericana.
Es tan enredada la madeja pornográfica de la política de izquierda frenteamplista aplicada en toda la territorialidad, que tendremos obligatoriamente que cortarla tijereteándola más de una vez y volverla a unir atando tramo por tramo, de forma que la continuidad anudada para una posible visión virtual -se permita- oteando por sobre ese único horizonte -para todas/os por igual-, avizorar el intento cierto y objetivo del futuro de antemano trampeado, partiendo de éste increíble mentiroso presente.
Es tanta nuestra preocupación -al día de hoy-, que en vez de anecdotizar al mejor estilo martillador/analizador como método de viejo estilo panfletario/volanteador de los sucesos graves de alto impacto negativo -que casi a diario- se suceden por irresponsabilidad de éste desgobierno que a cada paso -al igual que los patos- deja su seña inconfundible.
Estamos inmersos en el más enmarañado lodazal político/ideológico dónde circulan las diezmillonésimas versiones similares o parecidas -plagiándose entre si-, en las que se repiten “una y mil veces” lo mismo como denuncias, por lo que, intentando cambiar los colores y formas con los que cada uno de nosotros se representa en ese tedioso y lamentable comportamiento dónde el egocentrismo militante se regodea soezmente con aquel oportunismo -viejo y consabido- “nosotros lo dijimos” compitiendo individualistamente para imponer la muy maltrecha superioridad vanguardizante intelectualoide de “ser los primeros” y creídos de “los mejores”, ¡entonces!, cambiamos nuestra pisada y proponemos autocríticamente nuevas rutas Artiguistas para enfocar y dilucidar esos mismos sucesos que nos atañen a todas/os por igual, arguyendolos desde otra dimensión para el buen pensar Artiguista.
VAMOS ANGULANDO DECIRES PARA ENFOCAR HACERES
La naturaleza en nuestro mundo nos demuestra que nada escapa o funciona por fuera de sus ciclos, los que tienen la particularidad, dibujados por nuestros pareceres interpretativos en la imaginaria pensante de contener encarrilando en forma semi redonda o circular la consecutividad de conjunto, no alterando nunca el mismo orden secuencial de comportamientos, dónde el principio siempre se enfrenta cruzándose con el final en diferentes planos o niveles, ésta es la forma como proceso en movimiento de un redondeo de paso de una espiral continuada que evoluciona permanentemente, la cuál tiene -siempre- la particularidad de estar determinada por las condiciones externas para volver a repetirlo nuevamente como ciclo, lo que hace que se reproduzca en forma semejante, porque lo que varían, son los espacios/tiempos en que se cumplen cada uno de ellos como memoria histórica, dónde se posicionan los sucesos como parecidos pero no idénticos, manteniendo la particularidad que cuando las condiciones externas cambian o se terminan el ciclo comprendido se rompe o desaparece, lo que produce incuestionable y obligatoriamente el cambio de su esencia.
De acuerdo a nuestros conocimientos, ubicamos aquellos ciclos de los que no tenemos información ni interpretación precisa de sus tiempos de comienzo y fin, tampoco de como se comportan porque sus espacios/tiempos trascienden en mucho los nuestros como civilización humana, por lo que la incertidumbre es la caracterización subjetiva que respalda científicamente el plausible cumplimiento de cada uno de ellos independientemente de nuestra razón e inteligencia.
Tenemos una incipiente memoria del decorrer histórico universal objetivo/subjetivo ya transcurrido, a partir de nuestro actual y pasado reciente, es decir, balbuceamos existencias y sucedidos dentro del más o menos o desde más lejos o más cerca, retrocediendo hacia el pasado (radiación de fondo) en recorrido cierto a razón de 300.000 kilómetros/segundo -Constante de Einstein-, dónde hemos andado juntos apenas unos pocos instantes universales sumando algunos miles de años terrenos, de forma, que parangonando con los tiempos transcurridos el universo es viejo e inmenso y ha gestionado evolucionando/revolucionando mucho por si y para si, ¡sin nosotros!, y de acuerdo a sus demostraciones no repara en la vida terráquea, porque se mueve, hace, realiza y define con sus propios pasos los ciclos independientemente de nosotros; indudablemente, sus tiempos son distintos a los nuestros y sus objetivos, ¡también!, por lo que debemos de tener mucha inquietud prestando gran atención ecológica medioambiental porque es nuestra vida que depende del universo y la naturaleza y ¡no!, a la inversa.
El mundo existe independientemente de cada uno de nosotros, de forma que cuando fallecemos, desaparecemos, pero el universo sigue su curso con sus ciclos conjugados al mismo tiempo, -a parte, o con nosotros-, si algún día se terminara el mundo, también será -junto con él- el fin definitivo para nosotros; vivimos porque existe y funciona armónicamente, el no atacarlo depradándolo y saqueándolo rapazmente, es defender nuestra propia existencia.
POR LO VISTO, SE NOS TRANCÓ LA AGUJA DE NUESTRA BÁSCULA HUMÁNICA
El conjunto de sucederes hacen al momento histórico determinado, dónde nosotros -los humanos-, ocupando un lugar/espacio dentro de los ciclos universales intentamos construir nuestras vidas, agregándose a éste ritual obligatorio humánico, -para todas/os por igual- el interpretarlos utilitariamente para pergeniar estrategias en el formateo del futuro promisorio cierto como objetivo a lograr, todo dentro de sus parámetros y no afuera, por lo que nuestras vidas ¡son y están! porque el medioambiente lo ¡permite!.
Esta realidad la practicamos a diario sin darnos cuenta de como lo hacemos, es decir, la inercia social permanente del costumbrismo civilizatorio capitalista rapaz/depredatorio que nos empuja conduciendo nuestros haceres de forma tremendamente egoísta, lo que no insume pensares y menos -nos exige- emplear razonamiento para dilucidar los hechos necesarios aplicados, los cumplimos mecanicistamente como reflejo condicionado de la educación depredadora que recibimos durante toda nuestras alienadas vidas a partir de admitir irracionalmente y sin cuestionarlo, a la: …”explotación del humano por el humano”…, como el principal principio impuesto en que se nos educa desde que nacemos en el capitalismo egoísta/depredador rapaz.
Por lo que, enfrentados a las propuestas políticas de realizar cambios, se produce dentro del yo un “parate” como lapsus mental dónde aparece el otro yo, preguntándonos: ¿para qué, cambios? y ¿que queremos? con ellos, y de inmediato después del alelamiento incertidúmbrico de nuestro ego impactado, reaccionamos conjuntando todos los razonamientos direccionados para concluir agolpándose sobre ese único objetivo, comenzando a conjugar todos los pensares en la dirección de construirlo como hito centralizador, para lograrlo, artilugiamos catalizando en la vertiente de ideas la definición de la estrategia, lo que se transforma en el hilo conductor de los análisis en la búsqueda para dilucidar el ciclo que nos permita llegar a ella como el principal proceso razonador y posibilitar el cambio de esencia como la mejor propuesta política/ideológica en la dirección cuantitativa de concebirlo al servicio colectivo de los más.
Ésta indiscutible realidad se nos presenta obligatoriamente cada cinco años.
En los haceres políticos diarios aplicamos que primero obligatoriamente debemos de identificar el objetivo estratégico; para después definir él o los programas que lo fundamenten; que tipo de organización debemos de instrumentar como herramienta válida; y con un condimento esencial ideológico, que es, ¿quién/es? será/n que lo pueda/n cumplir y hacer cumplir eficiente y revolucionariamente con absoluta consecuencia, sin traicionar nunca el objetivo a lograr pactado.
Por lo que nos enfrentamos actualmente en la dirección de resolver concientemente ésta realidad histórica puntual porque -como uruguayos-estamos obligados a participar en las próximas elecciones -una vez más, ¡construyendo futuro!- por lo que tenemos que pergeniar colectivamente el ciclo político/ideológico identificador del objetivo estratégico válido por la continuidad de la vida humana sobre el planeta tierra y en particular en nuestra territorialidad.
Pretender instrumentarlo de otra forma o al revés nos conducirá al error irreparable de equivocarnos entrando a un brete político que no permitirá retroceder para enmendar tan mala decisión, por lo que desde ya debemos de poner las barbas en remojo para la toma de nuestras decisiones.¡Nunca!, el definir -como primer paso- el chofer podrá asegurar una conveniente y mejor conducción en la dirección y el sentido correcto que nos haga arribar al destino que queremos y necesitamos, porque de lo que se trata, es de saber a ¿dónde pretendemos ir?, ¿como debemos de hacer para llegar?, y ¿con qué vehículo?, lo podremos realizar, es indudable que el chofer depende de todo ésto y no ¡al revés!.
Estamos paradas/os en el umbral histórico universal, dónde las propuestas determinan el futuro constructivo o destructor inmediato de la vida, por lo que debemos de tener presente que la lucha de ideas es la expresión más genuina de la lucha de clases, ¡entonces!, no debemos de hacer el proceso equivocado al intentar compaginar nuevamente otro ciclo capitalista progresista depredador, el que nos arrojará irremediablemente más al borde del precipicio destructor de nuestras vidas, ¡entonces!, debemos de poner secuencialmente el orden que nos permita instrumentar los cambios revolucionando en la dirección estratégica, porque el definirse de izquierda ata como esencia ideológica al Socialismo como única estrategia conformando el ciclo, por lo que, nos mienten a sabiendas todas/os las/os dedodirigentes votoizquierdistas y es el principal quid de la cuestión inmediata a comprender, protestar, denunciar y rechazar, definiendo que éstas elecciones venideras tienen un ingrato tufo a fraude y mentira.
Avanzar admitiendo que lo entendimos correctamente, es levantar la mirada sobre un mismo y único horizonte Socialista, igual para todas/os, acordando colectivamente el instrumentar y potenciar las tareas con sensatez y asumir construyendo como propia la utopía aumentando su contenido ideológico en la forja de ideas, coordinando -al mismo tiempo- con alianzas sólidas en un lugar propio de todas/os proponiéndo los más variados aportes revolucionarios para una sola dirección estratégica del buen vivir Artiguista, constituyéndose en el pilar fundamental para la vida digna, tengamos claro que el egocentrismo individualista es el peor enemigo de la Revolución Artiguista, por lo que nuestro norte moral como principio inviolable es el reconocimiento a la solidaridad como virtud humana en beneficio del colectivo popular y no como cualidad política impuesta por el gobierno de turno con sus beneficencias.
CONSTRUÍR ENTRE TODAS/OS EL BUEN VIVIR ARTIGUISTA ES HACER LA UTOPÍA
LA LUCHA POR EL SOCIALISMO, ES EL DERECHO A CONSTRUÍR UNA VIDA DIGNA

———————————————–
Publicado en CONSTRUYENDO N° 52. Diciembre de 2013

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google