Declaración de las organizaciones que integran COMUNA ante el lanzamiento de la campaña electoral hacia las elecciones del 2014


Se ha lanzado definitivamente el proceso de las campañas hacia las elecciones del 2014 y como nuestras organizaciones han venido repitiendo una y otra vez, el imperialismo y la burguesía local tienen asegurado que sea cual sea la opción que finalmente gane, ya sea que se de un tercer período de gobierno frenteamplista o que regrese a la administración del Estado uno de los partidos tradicionales, el programa que se llevará adelante será el suyo.

Programa que tiene como principales puntos el pago de la deuda externa, aún ante la eventualidad de una crisis, la protección estatal a las ganancias de las grandes multinacionales que explotan nuestros recursos naturales, el endurecimiento de las condiciones de explotación de los trabajadores para lograr el aumento del nivel de explotación y la consiguiente ganancia de los capitalistas (la llamada productividad), el avance de la privatización de los recursos y empresas estratégicas, mediante las diferentes modalidades de PPP, cotización en bolsa, etc., así como de los servicios esenciales, como salud o educación, etc. En definitiva un programa totalmente contrario a los intereses de las grandes mayorías de nuestro país.

Los partidos que tienen serias posibilidades en las elecciones disputan entre sí cual de ellos será el encargado de llevar adelante ese programa y obtener como premio los privilegios derivados de ocupar la administración del Estado.

En este caso es claro que ya no habrá como en las elecciones anteriores un ganador que obtenga tanto la presidencia como la mayoría absoluta en el Parlamento, por lo que el próximo período se caracterizará por la formación de coaliciones o por lo menos acuerdos más o menos permanentes entre los diferentes partidos para que el gobierno que sea pueda llevar adelante el programa del imperialismo y la burguesía.

Es este un momento donde se busca por parte de los partidos de la burguesía avanzar lo máximo posible en instancias unitarias para encarar este proceso electoral que promete ser mucho más reñido que los anteriores.

En el caso del Frente Amplio se ha recurrido a la figura de Tabaré Vazquez como elemento aglutinador de una coalición a la que las disputas por poder tras dos períodos de gobierno han sometido a un fuerte desgaste y que presenta grandes contradicciones internas, siempre en el marco, por supuesto, de compartir totalmente un mismo programa de sometimiento de nuestro pueblo al imperialismo y la gran burguesía.

La figura de Constanza Moreira no cumple otro rol que el de atraer a los sectores disconformes con los anteriores gobiernos frenteamplistas, que presentan un importante rechazo a la candidatura de Tabare Vazquez, pero que con la ilusión de que existe una alternativa terminaran apoyando y votando al ex presidente.

En el caso de los partidos tradicionales han aceptado finalmente avanzar decididamente en un proceso de unidad que les permita disputar el triunfo electoral al Frente Amplio, por lo menos en la capital, con la conformación del Partido de la Concertación y seguramente marchando juntos en cuanto se de el momento del balotage.

De esta manera se preparan los partidos que defienden los intereses del imperialismo y la burguesía para repartirse las parcelas de poder en la administración del Estado.

Por el lado de los partidos que defienden programas alternativos, que contienen por lo menos parte del programa histórico de liberación nacional y social de nuestro pueblo, colocándose a la izquierda del Frente Amplio, se observa el fenómeno opuesto, que refleja, por supuesto, la correlación de fuerzas actual entre las clases en disputa en nuestra sociedad, totalmente desfavorable para los sectores explotados. Así, mientras los partidos de la burguesía tienden a unificarse lo más posible para llevar adelante su programa, el espacio de izquierda aparece más fragmentado, y por lo tanto más debilitado en comparación con cinco años atrás.

Actualmente aspiran a participar en las elecciones, presentando candidatos, varios partidos diferentes pertenecientes al espacio extra-frenteamplista crítico al gobierno, algunos de ellos por la izquierda del mismo.

Entre otros están Unidad Popular, Partido de los Trabajadores, Partido Verde del Uruguay, Partido Pirata del Uruguay, Partido Unión de Mujeres, Partido Ecologista Radical Intransigente (PERI) y Partido Unidos.

MRO y COMUNA participaron durante un año en el proceso de construcción de Unidad Popular decidiendo retirarse del mismo, en febrero de este año, por diferencias en el proceso de construcción con las organizaciones que perteneciendo a Asamblea Popular compartían con nosotros el mismo. Varios puntos del ser político de COMUNA-MRO-MRA no coincidían con el proyecto de AP: unidad sin exclusiones, acción política permanente que trascendiera lo electoral, denominación diferente a la de Unidad Popular, dado que esta sigla está vinculada a una propuesta socialdemócrata más allá del martirologio de Allende y la resistencia cruenta del pueblo chileno a la dictadura Pinochetista, diferencias programáticas, lista única sin sublemas, rotación en los cargos, fórmula presidencial que no fueran exclusivamente de la Asamblea Popular. A pesar que la Coordinación nace en el 2011, alejada del proceso electoral, se tiñó rápidamente del clima electoral y lo enrareció, más allá de acuerdos y consenso.

La explicación anterior tiene como único fin destacar que no ha sido posible para las organizaciones que integramos el espacio de izquierda consecuente avanzar en procesos unitarios, que permitan superar la enorme fragmentación de nuestras fuerzas, y que esta incapacidad que hemos tenido hasta ahora nos mantiene en el debe con lo que nos reclama no ya solo la situación objetiva sino también el estado de ánimo de grandes sectores del pueblo que no encuentran una opción seria, fuerte, creíble, para expresar su descontento, su descreimiento y su repudio a los gobiernos de derecha tradicionales y de la nueva derecha expresada por el Frente Amplio, y que se expresarán mayoritariamente con el voto en blanco o anulado.

Ante este panorama, y a partir del más profundo respeto a todo los proyectos de autoconstrucción que mencionábamos, pero a partir también del convencimiento de la acuciante necesidad de avanzar en procesos unitarios que los superen, hemos decidido no sumar a la fragmentación y continuar trabajando para la unificación de este espacio tan debilitado. Esta decisión nos inhabilita para optar por uno de los agrupamientos con candidaturas.

Desde hace 20 años (1994) el MRO y desde su creación en las últimas elecciones COMUNA, hemos votado en blanco en la búsqueda de una alternativa de lucha por el Socialismo y rescatando el programa histórico de liberación nacional y social. De la orfandad de nuestra propuesta de los años 90 se ha pasado al actual espacio ampliado y fragmentado. La tarea de construcción de una alternativa popular está inconclusa.

De esta manera, en este período electoral, nos dirigiremos a ese espacio que expresa el descontento con la actual política pero que no encuentra una representación que los convenza en el debilitado panorama de la izquierda.

Por lo mismo impulsaremos la opción de voto en blanco conjuntamente con el voto negativo en el plebiscito impulsado por la derecha más rancia para bajar la edad de la imputabilidad.

Dada esta opción impulsaremos la más amplia coordinación con todas la organizaciones y militantes que compartan la misma y que estén dispuestas a militar en la defensa de un programa de liberación nacional y social. Un programa de soluciones populares que incluya el no pago de la deuda externa, el rompimiento con el imperialismo, la nacionalización de los principales sectores de la economía, un salario mínimo igual a la canasta familiar, un sistema de salud único, estatal y gratuito, una educación pública al servicio del pueblo, con un presupuesto adecuado para atender sus necesidades, sin lugar para el lucro capitalista y con autonomía y co-gobierno en todos sus niveles, por una política económica dirigida por y en beneficio de los trabajadores y todos los sectores eternamente explotados y postergados de nuestro pueblo.

COMUNA-MRO-MRA- MSO
———————————————-
Publicado en CONSTRUYENDO N°52. Diciembre de 2013

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google