Construyemos la Estrategia Artiguista por el Socialismo. Nos Autoconvocamos para Marchar Juntos - 7ta. Parte - Uruguay, mes de marzo del 2014


LAS PRESENTES SON ELABORACIONES COMPARTIDAS
A modo de avanzar interpretando el futuro de la utopía:
AÑO DE LA CARNESTOLENDA ELECTORERA, BARAJANDO, …Y, DAR DE NUEVO

…”Por los parámetros que define y determina el espacio de los sectores de nuestra considerada izquierda dentro del espectro político, encontramos de todo como en botica, por lo que, nos atenemos a enmarcarlos como “un único e igual conjunto” con los mismos vicios de integración ideológica, los que fueron pautados a la interna por el excitismo voluntarista pequeño burgués predominante a la salida de la asesina dictadura que asolara nuestro pueblo .

No se puede tomar o fundamentar el principio unitario en este ámbito en lo político/ideológico a partir de situarse la mayoría de los militantes dentro de la concepción orgánica FA y menos fuera de ella, ésta solamente permite articular funcionamiento con efectividad orgánica (clave cuantitativa) para moverse pero debe siempre negociar políticamente para acordar haceres, (clave cualitativa) por lo tanto no es una unidad ideológica y si unidad política – administrativa, con pérdidas y reparos de principios, la búsqueda de la unidad ideológica en el actual espectro de izquierda y en especial en el FA. los auto destruiría absolutamente a todos, automáticamente. ¡Hoy, es imposible!.

Nunca se tuvo en cuenta -por aquellas/os que lo debían- que a partir del año 1985 se transformó radical y rápidamente nuestra sociedad dando un impetuoso salto avasallador en el desarrollo cultural y político de nuestra población, quién sufrió intempestivamente una aculturización generada por la irrupción impuesta de las tres corrientes predominantes y diferentes del nuevo escenario que se fue constituyendo, comportamientos expresados, entre, las vertientes predominantes de actores: liberadas/os políticas/os; des-exiliadas/os políticos y económicos y población sedentaria histórica, lo que en su conjunto de interrelaciones determinó que por más de cuatro décadas que aún se siga manteniendo los “diálogos entre sordos”, dónde, permanentemente se han hablado tres o más idiomas diferentes.
Agregando un antecedente aún más complejo, el conjunto de las vertientes juntas y en esa condición sin analizar objetiva y autocríticamente la nueva situación creada reconstruyeron mecanicista/voluntaristamente el actual Frente Amplio, incluyendo a los sectores minoritarios orgánicos. Por eso hoy tenemos los resultados que tenemos, otra vez se cumplió aquello de: “las palabras nos separan y los hechos nos juntan”, y primó el mecanicismo espiritual voluntarista, “el gran abrazo pequeñoburgués de los tontos” que produjo el “juntos y revueltos” y que desarrolla confucionistamente como nefasta esencia el actual progresismo.

Esta realidad, como verdad incuestionable es la que no ha permitido el encuentro ideológico revolucionario estratégico, y es la mayor carencia autocrítica que debemos de aceptar todas/os, por lo que tenemos que sortear la coyuntura histórica sin desandar ni desechar ningún camino ya transitado y sin hacernos trampas al solitario. Por lo que tenemos que continuar con las ilusiones que se han logrado en positivo para el pueblo y que sirven, crear nuevas, -corrigiendo con cambios- girando a la izquierda, sumándoles lindos sueños virtuosamente reordenándonos dentro de la lucha revolucionaria por el Socialismo Artiguista, sumadas/os, entre: revolucionarias/os conscientes, militantes convencidas/os, iniciadas/os, amigas/os, allegadas/os, intuidas/os, desconfiadas/os, equivocadas/os y coladas/os, todas/os juntas/os con el Patria o Muerte por la Revolución Socialista con la esencia ideológica del buen vivir Artiguista.
Dentro de las estructuras capitalistas del sistema funcionando, es decir dónde se expresa a cada instante la lucha de clases vigorosamente, nunca se podrá por acumulación de fuerzas solamente, construir objetivamente Socialismo, el “parte aguas” como la barrera principal de principio inviolable del capitalismo, es: el carácter de la propiedad privada sobre los medios de producción y servicios, de tal forma que en la práctica como criterio único de verdad o se está de un lado con la Revolución o se está del otro con los contras opositores incluyendo el Progresismo y la Socialdemocracia, no hay ni habrá tercera posibilidad ni alquimia diversionista ideológica que lo posibilite.

A través de cierto tiempo, han logrado cambiar el término “autocrítica” por “reflexión” y por consiguiente eliminan el grandioso contenido conceptual de la primera y aplican con el segundo: “cambios para no cambiar nada”. La reflexión observa y analiza los hechos en “profundidad” pero no culmina en responsabilidades sino en errores y estos son corregibles y no sancionables, por lo tanto, “siempre perdona a los imperdonables”, los graves casos suscitados así lo corroboran.
Muchas veces reivindicamos objetivos a lograr para avanzar en los postulados Revolucionarios por el Socialismo y podemos ver que pronto son “levantados” como banderas por muchos dirigentes progresistas en sus discursos y fundamentos buscando “convencer” a la militancia para cuantificar y no cualificar ideológicamente, se desvirtúan arteramente los principios y se empuja e implementa la concepción de masificación en una visión parcializada sobre el horizonte de votantes y no de militantes esclarecidos ideológicos, los cuadros.

HACIENDO CAMINO PARA LA CONCEPCIÓN ESTRATÉGICA POR LA REVOLUCION
Dentro de un sistema Socialista implementado Revolucionariamente a partir de mantener todos los medios de producción y servicios estratégicos en propiedad colectiva y administrados directa y coordinadamente por la comunidad organizada, que concentren ganancias para redistribuir social y equitativamente generando y constituyendo ahorro genuino permanentemente para la auto inversión y para el desarrollo socio/económico de toda la población. ¡No se debe de pergeniar pobres, ni constituir pobreza, nunca!

No obstante todo esto que son propuestas, postulados, intenciones, hechos, dudas, verdades, análisis e historia, está la realidad del hoy, ¡la gente!, ¡el pueblo!, el votante que se debate cada día que pasa por ver como avanza o sobrevive y sobre todo para muchos, que no tienen oportunidad de nada mas que estar condenados por su expulsión del sistema capitalista por el gendarme de turno progresista a la condición de pobre, ¡siempre pobre!; “parar” la olla, cada día, se transforma en una proeza titánica, para comer de por vida pobremente a lo pobre!. Nos lo demuestran constantemente los iniciados del Mides, ¡la pobreza! algo inacabable, interminable, ¡vaya! nudo gordiano que el sistema progresista obligatoriamente ha construido para “atar” por desviación contrarrevolucionaria grave ideológica indefinidamente a la pobreza, haciendo que mientras exista el progresismo gobernando. ¡habrá pobreza!.

Es aquí que nos detenemos y razonamos con la pregunta que nos conmociona a diario, ¿que hacer?, y entendemos que “los dados” de la timba eleccionaria de la democracia representativa capitalista están echados, y ruedan en su loco revolcón para darnos cifras que permitan avanzar por este camino erróneo y sin futuro cierto y válido para todas/os, o reconocer que nos hemos equivocado torpemente.
Puede resultar tan simple como comprender y hacernos la autocrítica que tal vez le estuvimos dando importancia y nuestro voto a muchos/as para que comenzaran a construir cambios para hacer la Revolución girando a la izquierda y al final del quinquenio el saldo es negativo, pero con la triste constatación por nuestra parte que muchas/os “compañeras/os” de camino se han desviado y terminan creyendo que pueden seguir alegremente aplicando “capitalismo bueno” y ya los vemos por montones sacar sus cabecitas para en “su futuro promisorio” hacer más y mejor de lo mismo abulonados a los cómodos sillones que bondadosamente -cada cinco años- reparte el Estado que nosotros financiamos. Particularidad de la confianza que entregamos al votar, que permite esta nefasta articulación eleccionaria y que la pagamos con creces cuando nos gobiernan sin uso al ejercicio con derecho de crítica; cuestionamiento y cambio, haciendo un camino sinuoso -sin estrategia- con los maniatados consensos chacristas unitarios pequeñoburgueses arrejuntados arbitraria y diabólicamente a los programas electorales diversionistas propuestos, forjándose -en un único, todo- para el futuro cercano como habilidosos candados indestructibles de mentiras gestionadas.

La práctica como mejor criterio de la verdad nos previene y convoca que debemos de llevar adelante alianzas políticas/ideológicas estratégicas con concepciones Revolucionarias por el Socialismo Artiguista para el buen vivir, que prevalezcan permanentemente a todos los niveles y en todos los ámbitos para desterrar los chacrismos heredados en absolutamente todo el espectro de la izquierda uruguaya.

La Sociedad a la cual aspiramos no se construye en un día; una semana; un mes; en un año; ni en varios; ¡nunca termina!, andará todo el tiempo y sin esperas, por siempre, será la humanidad toda que construya su propia felicidad, por lo que sabemos que vale la pena luchar “codo con codo”, por ella.
Buscamos revolucionariamente construirla entre todos, cuyo mandato se proyecte sobre la propia naturaleza de la igualdad de oportunidades para los seres humanos sin excepción, sin discriminación de ningún tipo sobre la base mayoritaria de hombres y mujeres de todas las edades y condiciones con las mismas posibilidades y del indiscutible e innegociable espacio en igualdad de condiciones para la vigencia de los Derechos Humanos, ¡siempre!. Dentro del marco de un Estado Revolucionario Socialista Artiguista de Derecho Pleno y Democrático, ¡será entonces!, compartir el vibrar, transpirar y disfrutar Revolución.

Las formas organizativas de carácter comunitario y popular tienen la virtud -demostrada- de poder definir colectivamente por mayoría para el interés común cuando las empleamos y las aplicamos correctamente -revolucionariamente-, la mayoría de las veces, lo que falla no es la herramienta y su forma de aplicación sino quienes la usan y la manejan. Lo mas importante que hay que ponderar siempre es que las bases organizadas se transforman en la vanguardia cuando la Revolución es de Patria o muerte y no un “cuento virtual” como ha menudo sucede.
Solo nos queda una pequeña apreciación que adjuntar que hemos aprendido con los años y la lucha permanente, y es que para lograr triunfar es necesario tener dos postulados integrados a nuestro ser al igual que el nombre y apellido, ellos son: nunca traicionemos los principios asumidos y la palabra dada, dónde el compromiso se cumple siempre; y nunca dudemos y nos rindamos claudicando frente a: “no te metás” o ¿para que?, o “colaborá que ya nos derrotaron”, o “no critiques al compañero” o “aquí no se habla de Revolución”.

Para nosotros el significado de Revolución es sinónimo de Socialismo Artiguista; trabajo; estudio; solidaridad; organización; lealtad; y Patria o Muerte, todo lo que se enmarque fuera de esto, se podrá entender pero no lo justificaremos; se podrá escuchar pero no lo repetiremos; lo podremos conocer pero nunca será parte de lo nuestro.

Avanzar admitiendo que lo entendimos correctamente, es levantar la mirada sobre un mismo y único horizonte Revolucionario Socialista, igual para todas/os, acordando colectivamente el instrumentar y potenciar las tareas con sensatez y asumir construyendo como propia la utopía aumentando su contenido ideológico en la forja de ideas, coordinando -al mismo tiempo- con alianzas sólidas en un lugar propio de todas/os proponiéndo los más variados aportes revolucionarios para una sola dirección estratégica del buen vivir Artiguista, constituyéndose en el pilar fundamental para la vida digna, tengamos claro que el egocentrismo individualista es el peor enemigo de la Revolución Artiguista, por lo que nuestro objetivo político/ideológico como principio inviolable del Artiguismo Revolucionario es el reconocimiento a la lealtad clasista como virtud humana en beneficio del colectivo popular.

Por lo que, nuestro único horizonte se dibuja apoyándonos fundamentados en esas concepciones para las próximas elecciones nacionales levantando nuestras miradas más allá de las próximas elecciones y de sus reales resultados por lo que estamos de acuerdo con los BNA promoviendo el voto castigo.

CONCEBIR ENTRE TODAS/OS EL BUEN VIVIR ARTIGUISTA ES HACER LA UTOPÍA
LA LUCHA POR EL SOCIALISMO, ES EL DERECHO A CONSTRUÍR UNA VIDA DIGNA

———————————————
Publicado en CONSTRUYENDO N°54. Abril de 2014

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google