Guantanamo



Que fácil resulta después del 11 de setiembre de 2001 acusar a quienes piensan distinto, o tienen convicciones religiosas no católicas, llamarlos terroristas, olvidando que son personas que tienen los mismos derechos y obligaciones que el resto .

Hace décadas el cuco que nos imponía el imperialismo era el comunismo, que con todos sus males se apoderaría del mundo, nos arrebataría la libertad, separaría a las familias e inclusive nos arrebataría a nuestros propios hijos.

Hoy el discurso de EEUU es: quien no está conmigo es terrorista; por lo tanto yo puedo hacer con ellos lo que se me ocurra. Y lo hizo. Porque tengamos en cuenta compañeros que estos supuestos terroristas hace años que fueron secuestrados, torturados, encerrados en condiciones infrahumanas, violados todos sus derechos humanos, violados todos sus derechos jurídicos. Ninguno de ellos tiene proceso o fue acusado de un delito concreto, es mas para el gobierno que los encarcelo no son personas.
No voy a extenderme sobre cuáles son las condiciones de vida en la cárcel de Guantánamo, debido a que ya se ha escrito bastante sobre el tema y hasta la prensa mas obsecuente con el sistema a mostrado lo que pasa allí.

El tema que nos importa es que Uruguay va a recibir cinco de ellos, en condiciones no muy claras para la mayoría de la gente. Para nosotros por el contrario las condiciones están clarísimas, nuestro gobierno le está haciendo los mandados al imperio de la forma más abyecta. Mujica no cuestiona en ningún momento la aberración que supone la existencia de esa cárcel ni la falta de juridicidad para con los encarcelados, ni la falta de legitimidad del gobierno que los encarcelo, simplemente acepta la imposición de EEUU de recibirlos en nuestro país. Ademas lo hace con una soberbia propia de Luis XIV cuando dice: “digan lo que digan, van a venir”.

Uruguay siempre se caracterizo por brindar asilo político, nuestra historia esta plagada de ejemplos en ese sentido con alguna excepción funesta como el caso del Filtro hace 20 años. Pero aquí nos alejamos de la figura del asilo político ya que el mismo debe ser solicitado por quien sufre la persecusion política y este no es el caso ya que no son los encarcelados quienes solicitan se les ampare, sino que es el verdugo quien impone las condiciones de la deportación.

Por supuesto que la cárcel de Guantanamo debe desaparecer pero este no es el modo, en primer lugar nunca debió existir, los allí encarcelados deben volver a su país natal o de residencia, deben ser resarcidos por todos los años de malos tratos y de violación a sus derechos, en fin, deben ser puestos en libertad.
Rechazamos toda imposición por parte del gobierno de EEUU y rechazamos la actitud sumisa de nuestro gobierno de aceptar dichas imposiciones tan libremente.

——————————————————–
Publicado en CONSTRUYENDO N°54. Abril de 2014

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google