Poder Popular

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
GNB – GUARDIA NACIONAL BOLIVARIANA
RCA. BOLIVARIANA DE VENEZUELA, 18 de marzo del 2014
CUANDO LA HISTORIA NO DEBE DE TENER “VISOS” DE REPETECO



Aquellas/os que hace varias décadas, convivíamos en la República de Chile por el mes de septiembre del 1973 tuvimos que asumir amargamente en la práctica que el imperialismo es un verdadero enemigo asesino que no repara en nada y que en función de sus más nefastos intereses se articula tramposamente y ataca con saña para destruir todo lo que al pueblo beneficia.

El dubitar clasista ideológico de la pequeña burguesía dirigente del proceso, no fue capaz de pelear con las armas cuando la mayoría de los trabajadores y pobladores le reclamaban enfrentar el golpe de estado, marchando en días anteriores por cientos de miles desde las seis de la mañana hasta la noche apoyando al gobierno y reclamando defender el proceso hasta las últimas consecuencias.
Cuando era obligatorio actuar para la defensa del gobierno, las chacras políticas pequeñoburguesas no permitieron distribuir las armas, municiones y explosivos que los trabajadores organizados en la CUT – Central Unitaria de Trabajadores de Chile mantenían en custodia, formulando piadosas mentiras que la historia cierta se encargó de demostrarlas infames, una a una.
Muchos pobladores y obreros habían sido entrenados en el manejo de las armas y los explosivos, pero éstas, en su mayoría, -por seguridad- habían sido distribuidas parcializadas en diferentes fábricas que en el momento preciso de la necesidad de uso se debían haber conjugado desde el punto de vista operativo militar -lo que estaba programado-, y esto no sólo no sucedió, sino que en muchos casos, por fuerza de las mentiras chacreras circulantes, fue impedido por los propios cuadros intermedios del gobierno.
Ésta compleja y difícil experiencia nos enseño, que: …”en una revolución ¡cuando es tal!, se pelea siempre, porque, en ella se triunfa o se muere”…, el peor error que se comete es creerle al enemigo en aras de la mal llamada “paz” social, por la cuál se afirma hablando de lo que no se va a cumplir haciendo, y dónde los tiempos para la pelea son utilizados para gestar en base a mentiras circulantes, nefastas traiciones y potenciar lo más rápido posible la destrucción estratégica de la resistencia, ésta es la clave militar principal que interrelaciona de inmediato el enemigo imperialista.
El pasar de los años se ha encargado entre éstos largos flujos y reflujos de los tiempos históricos el comprender y comprobar con mayor vehemencia porqué la gloriosa Revolución Cubana -única- sigue triunfalmente avanzando con esa impresionante interrelación clasista entre la dirigencia y su pueblo.
También esa misma historia nos ha demostrado en otros varios países dónde hemos participado que el pelear a medias por la revolución sustentada por debilidades ideológicas pequeñoburguesas de las propias dirigencias, las que trampeando la historia camuflajeando sus derrotas dentro del capitalismo “bueno” dónde diciendo “una cosa” y “haciendo otra” se cumple aquello de dar …”un paso pa’ delante y dos pa’ atrás”… para integrarse nuevamente al redil de la democracia representativa capitalista contra la que vituperando se ha combatido para -sin pelear, o haciéndolo a medias- rendirse sosegadamente, dejando regados en los recuerdos con muchas decenas de miles de combatientes caídas/os para siempre por las territorialidades del continente, traicionando vilmente los principios revolucionarios para abrazarse a diario, haciendo acuerdos, componendas y fotografías con las culebras más venenosas de éste doloroso pasado reciente Latinoamericano.
No estamos reprochando a personajes y dirigentillos, ni siquiera incubamos enconos, pero sí, distanciamiento político/ideológico con todas/os ellas/os, seguimos pensando en ese pasado cierto de nuestros sufridos y heroicos pueblos por el que transcurrimos “aprendiendo” humildemente, para mirar con alegría y orgullo ésta fotografía de un desfile de las fuerzas populares de la GNB – Guardia Nacional Bolivariana el reciente 18 de marzo del corriente año, que transmite con mucha fuerza, vida y alegría resolutiva para ese futuro de pelea de clase, que tal vez, devendrá pronto en enfrentamientos, es aquí, dónde aparecen nítidos aquellos recuerdos y experiencias que rememoramos, los que se atribulan en nuestras mentes y la conciencia grita con alborozo, ¡otra vez!, …Patria o muerte, ¡Venceremos!.
Entonces expresamos el único sentimiento que hemos recogido de aquellos tiempos dónde vale más un dirigente que pelee -de verdad- hasta el fin contra el único enemigo de clases imperialista/capitalista que diez que harán verborragia oportunista pa’ no pelear, vale más un Camilo Cienfuegos, o un Che Guevara, o muchas/os que no nombro pero que existieron para honra de las revoluciones aún postergadas, que uno de “aquellos” que por ahí andan pirinchiando el cielo con sus libros de mentiritas y los raccontos de sus historietas de pacotillas, o aún “jugando” a decirse ser dirigente.
Nos acercamos a la “hora de los hornos, y no se verá más que la luz” por lo que los latinoamericanos revolucionarios -no importa de dónde- debemos de alinearnos detrás de esos combatientes bolivarianos, de ese pueblo aguerrido, mujeres y hombres como los de la foto, para crecer en conciencia socialista y con nuestras decisiones solidarias empuñaremos las armas necesarias, dónde sea, para la defensa hasta el fin de la Patria Bolivariana Socialista del Comandante Chávez y de su pueblo heroico.
La revolución Latinoamericana por el Socialismo no permite debilidades de ningún tipo a la hora de la pelea, ésto lo aprendimos con creces, y lo vivieron con mucho dolor muchos pueblos latinoamericanos, por lo que el alinearse para la pelea frente al enemigo de clase debe de ser el único grito de guerra para su derrota definitiva, aquí, allá y dónde ese grito nos convoque.
No ubicamos otra postura con la justeza que el momento requiere y desde lejos físicamente, pero desde muy cerca con los corazones rebeldes y dispuestos a participar en la pelea, nos decimos en movilización permanente en la defensa de esos intereses bolivarianos.
Esta es otra oportunidad que nos brinda la lucha de nuestros pueblos latinoamericanos y participar solidariamente sin “mirar” pa’l costado, hacernos los distraídos, o realizar críticas con fulminantes y sesudas teorías ideológicas/políticas sobre la falta de perfumes, papel higiénico, o pasta de dientes para justificar la no participación a la lucha cuando se haga necesario.
Para decir que somos y realmente con nuestra práctica lo demostraremos, tenemos que solamente ser hasta las últimas consecuencias, ¡viva! el pueblo Bolivariano de la Venezuela Socialista libre.

GRUPO MILITANTE DEL FPA – FRENTE PATRIÓTIOCO ARTIGUISTA

————————————————-
Publicado en CONSTRUYENDO N°54. Abril de 2014

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google