Editorial de Construyendo N°55

. ::
17.Jul.14 :: Editoriales

Balance del 1° de mayo



Paso otro 1° de mayo y el balance del mismo refleja claramente la situación política actual.

Un movimiento sindical hegemonizado por la conciliación de clases, supeditado a la campaña electoral del Frente Amplio.

Un espacio del clasismo fragmentado, débil, supeditado incluso en algunos casos a proyectos políticos partidarios. Espacio que no logra generar una propuesta unificada y con la fuerza capaz de pelear la dirección del movimiento obrero a las direcciones actuales.

Un gobierno frenteamplista que aprovecha cada ocasión, en este caso el día en que se conmemora la lucha de generaciones y generaciones de trabajadores contra la explotación, para reafirmar su total sometimiento al imperialismo.

Un gobierno que se muestra cada día mas abiertamente represor, que ya persigue judicialmente a trabajadores que se manifestaron en las cercanías del acto central en repudio a la represión policial.
Respecto a lo primero, el acto central convocado por el PIT-CNT fue, consecuentemente con toda la política impulsada por su dirección, un acto electoral de Frente Amplio, que contó con la presencia de toda la cúpula de gobierno encabezada por José Mujica, ministros, parlamentarios y la intendenta de Montevideo, Ana Olivera.

Subestimando groseramente la inteligencia de los trabajadores el discurso de los dirigentes del PIT-CNT y del Frente Amplio que hicieron uso de la palabra insistieron en su independencia respecto al partido de gobierno al mismo tiempo que llamaban a votarlo en las próximas elecciones. “Independientes somos, muy independientes. Nadie consulta a su partido político o a su sector para saber qué va a hacer en el movimiento sindical”, decía el coordinador del PIT-CNT, Fernando Pereira para inmediatamente, eso si, aclarar “No tenemos ningún complejo en decir que a las elecciones nacionales hay que darles importancia, no podemos hacer de cuenta que este es un año más (…) no somos indiferentes ni neutrales. En este país, entre 1992 y 2005 solo negociaba el 20% de los trabajadores, cómo va a hacer lo mismo que negocie el 20% a que hoy lo haga el 100%” o sea, somos independientes pero vota al FA porque con el se negocia y con los otros partidos no.

Y esto a lo largo de todo el discurso de este y los otros dirigentes que hablaron, como el caso de Gabriel Molina dirigente de SUTEL quien manifestó “no me tiembla la boca al decir, en nombre del Secretariado del Pit-Cnt, que desde el 2005 a la fecha hubo cambios sustanciales de las relaciones laborales en este país. No queremos volver a los ‘90, queremos seguir pa’ delante”.

Así el acto oficial del PIT-CNT, como no podía ser de otra manera, no fue otra cosa que un episodio mas de la política de seguidismo y total sometimiento del movimiento obrero al gobierno que impulsan la mayoría de sus direcciones.

En cuanto a lo que tiene que ver con el espacio del clasismo, no hubo este año un acto único, lo cual refleja fielmente la realidad actual del mismo.

Una realidad donde no ha sido posible, durante un buen periodo de tiempo ya, coordinar acciones a nivel de la militancia en los diferentes sindicatos y tampoco a nivel de instancias de trabajo mas general, entre los diversos agrupamientos del clasismo.

Las diferencias estratégicas entre los diferentes sectores, que en algunos casos se plantean un trabajo exclusivamente a la interna del PIT-CNT con la consigna de recuperar la estructura del mismo expulsando a la burocracia, que en otros se plantean un trabajo exclusivamente por fuera de las estructuras sindicales actuales, condenando a todos aquellos que militan en los sindicatos dentro del PIT-CNT, y que en otros casos se plantean un trabajo tanto en el interior de las estructuras sindicales actuales, con una perspectiva de ruptura, como un trabajo en las estructuras sindicales que ya han roto con el PIT-CNT, han llevado a un punto donde es extremadamente difícil coordinar acciones en común, y mucho menos un trabajo mas profundo en forma coordinada.

Esta situación se agrava por la política de varios sectores de supeditar, al igual que lo que hace el Frente Amplio, al movimiento obrero a los intereses de su sector político, situación que se agudiza al ingresar en el periodo electoral.

De esta manera hubo hacia el primero de mayo varias expresiones del clasismo, el acto anarquista de la FAU, el acto del ENTEJ y una actividad previa de la TCC , que también realizó una actividad en Santa Catalina el 1°. Dejando esto bien en claro que seguimos en un periodo de fragmentación y debilidad muy grandes del clasismo.

Por el lado del gobierno la jornada fue nuevamente ocasión para demostrar su total compromiso en la defensa de los intereses de la burguesía y del imperialismo, en este caso con la realización del tradicional “asado de Mujica” .
En esa instancia año a año se reúnen las principales figuras del gobierno con los dirigentes frenteamplistas del PIT-CNT y los embajadores de los principales países imperialistas, junto a representantes de los grandes grupos capitalistas que operan en el país, para reforzar los lazos de sometimiento de la cúpula sindical y del gobierno al imperialismo y el gran capital.

Este año no asistieron los principales dirigentes frenteamplistas del PIT-CNT, quienes realizaron su tarea para la campaña electoral del FA en el acto y en la cadena nacional, pero sin embargo si asistieron Mujica y los principales representantes del imperialismo y el gran capital en el país, encabezados por la embajadora Julissa Reynoso de Estados Unidos.

Por último, el 1° de mayo deja un nuevo ejemplo de la escalada represiva que esta llevando a delante el gobierno, persiguiendo a los luchadores sociales y judicializando la protesta. En este caso el Ministerio del Interior presento denuncia penal contra un grupo de trabajadores que incendiaron un muñeco vestido de policía, con el cargo de “atentado especialmente agravado”.

La situación ha llevado además a que el llamado “sindicato” de policías amenazara con presentar la denuncia por si mismo, demostrando que es absolutamente imposible pensar en que una asociación de represores pueda formar parte del movimiento sindical, ya que sus intereses son totalmente antagónicos a los de la clase obrera a quien reprime cotidianamente en defensa de las patronales y el Estado.

En definitiva un primero de mayo que resume una situación que reclama profundizar la lucha política contra un gobierno totalmente servil al imperialismo y que reclama además profundizar el trabajo por la construcción de una alternativa clasista para la dirección del movimiento obrero.

———————————————————-
Publicado en CONSTRUYENDO N°55. Mayo de 2014

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google