Reunión Mujica – Obama. Un nuevo mojon histórico en el proceso de bancarrota del Frente Amplio



El pasado 12 de mayo se cumplió un nuevo hito histórico en el proceso total de descomposición del Frente Amplio. Dando continuidad a lo que fueron las reuniones de Tabaré Vazquez con Bush padre siendo Intendente de Montevideo y del mismo Vazquez con Bush hijo, siendo ya Presidente, ahora fue el turno del ex guerrillero antiimperialista José Mujica de reunirse con un presidente de Estados Unidos, sellando su total sometimiento a los designios imperialistas.
La reunión contó con la cúpula de ambos gobiernos, por el lado norteamericano el vicepresidente Joe Biden, el secretario John Kerry, la embajadora de Estados Unidos en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, Susan Rice, la embajadora de EEUU en Uruguay Julissa Reynoso, toda la plana mayor del imperio y por Uruguay los ministros Almagro, Bonomi, Roberto Kreimerman, Homero Guerrero, Ricardo Ehrlich.
Más allá del desarrollo del temario de la reunión, el cual es sumamente importante de analizar por supuesto, el hecho político es la reunión en sí, que manifiesta por un lado el apoyo político del “presidente más pobre del mundo”, del ex guerrillero que reniega de su pasado, y de un gobierno “progresista”, a la política imperialista norteamericana, y por otro lado la señal hacia ese mismo imperialismo y hacia la burguesía local unida a él del compromiso total con la defensa de sus intereses por parte de Mujica y todo el Frente Amplio.
A partir de esto se desarrollo el encuentro que sirvió para dejar bien en claro lo que el gobierno norteamericano reclama del uruguayo, más allá de la defensa de los intereses económicos de las multinacionales que ya lo dan por supuesto, y los pedidos que a sus amos imperiales llevo el gobierno uruguayo.
Obama fue explicito al señalar el “respeto internacional” que tiene Mujica y que le interesa conversar sobre cómo fortalecer las democracias en América Latina. Es decir que e interesa utilizar el prestigio internacional que aun mantiene este gobierno para utilizarlo como peón en sus maniobras políticas en Latinoamerica, especialmente como agente legitimador de las mismas. En particular el gobierno norteamericano utilizará al uruguayo para aumentar la presión sobre Venezuela. Según declaró Mujica al salir de la renión, el presidente norteamericano “quiere que la OEA y las instituciones ayuden a una salida democrática con Venezuela”. En particular el gobierno yanqui quiere que Mujica actúe como “mediador” en el enfrentamiento entre el gobierno de Maduro y la oposición gorila, es decir que use su prestigio personal para generar respaldo a la derecha más rancia del país aliada a los norteamericanos, empujando al gobierno Venezolano a ceder a sus presiones. “Hay una pequeña parte de la oposición de Venezuela que quiere que el gobierno caiga ya. Eso no lo piensa la mayoría de la oposición”, “Hay que luchar para que esto no se desmadre. Necesitamos una Venezuela que funcione” dijo Mujica luego de la reunión, ya empezando obedientemente a hacer el mandado.
También Obama resaltó el rol de Uruguay en las “misiones de paz” en Haiti y África, reclamando el mantenimiento del compromiso del gobierno de nuestro país de legitimar políticamente la continuidad del saqueo imperialista en estas regiones.
Por el lado de los pedidos que llevo el gobierno uruguayo queda absolutamente claro que van exclusivamente destinados a satisfacer los reclamos de las multinacionales instaladas en el país para facilitar sus operaciones con norteamerica, especialmente en lo que tiene que ver con los exportadores de carne, arroz, etc.
En un apartado especial de bajeza Mujica le solicitó al gobierno yanqui apoyo en educación, mediante el envío de docentes al Uruguay en una muestra de servilismo extremo, pero también en un mensaje claro de la disposición que tiene el Frente Amplio de abrir el sistema educativo a los negocios de los capitales extranjeros.
Por supuesto que hay muchos mas compromisos que asume el gobierno uruguayo con el norteamericano, pero todos se sintetizan en uno solo, la defensa incondicional de sus intereses en nuestro país y el apoyo político total al mismo a nivel internacional.
Como decíamos al principio, esta reunión pasará a la historia como un mojón sobresaliente, uno de los finales ya, en el proceso total de derrumbe ideológico y de traición a todos sus principios que lleva adelante hace años el Frente Amplio.

——————————————-
Publicado en CONSTRUYENDO N°55. Mayo de 2014

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google