Violencia en la Educación

COMUNA ::
17.Jul.14 :: General

El miércoles 29 de abril pasado una maestra fue agredida por una madre en la escuela 115 de Montevideo. La mujer la tomó del pelo, la tiró al piso y, cuando estaba en el suelo, le dio una patada en la boca y le sacó varios dientes. El niño había sido observado por problemas de conducta.
Hace un mes sucedió algo similar en una escuela primaria de la Ciudad Vieja.
La agresión a maestros es cada vez más común en varias escuelas de Montevideo y también ocurre, por supuesto, en el interior del país.
La respuesta desde los partidos políticos mayoritarios, tanto desde el gobierno como desde la oposición, es por supuesto aumentar de diferentes maneras los niveles de represión contra el pueblo explotado.

Se usa este tema para justificar el reforzamiento de los aparatos represivos, para aumentar la presencia policial en los barrios, para generar opinión pública favorable a aumentar los niveles de represión contra los jóvenes.
Claro está que por parte de ellos no se habla del origen de esta violencia. No se habla de la creciente marginalidad social. De la feroz campaña de estigmatización de los docentes llevada adelante por todos los partidos políticos mayoritarios. Del mantenimiento de la pobreza y la miseria en enormes masas populares. No se habla de la pobreza cultural que se extiende en la enorme mayoría de la población. No se habla de que estamos ante los efectos de transformar al sistema educativo en un sistema de albergues donde se acumula día a día la presión de la violencia que el sistema capitalista genera.
En el modelo neoliberal el sistema educativo cumple dos funciones fundamentales, el ser campo fértil para el lucro del capital y el ser al mismo tiempo recipiente contenedor de buena parte de las tensiones que la desigualdad social y la creciente miseria económica y cultural, que el sistema capitalista generan.
Por supuesto que esto desemboca naturalmente en la ocurrencia, con frecuencia cada vez mayor, de episodios de agresiones a docentes y a estudiantes, síntoma de la creciente violencia que el capitalismo genera en la sociedad. Día a día veremos como estas situaciones se presentarán más seguido.
La solución claro está, no pasa por el aumento de los niveles de represión estatal, al contrario el mismo solo genera mayores situaciones de violencia en el ámbito educativo al igual que en toda la sociedad.
La solución a la violencia en el ámbito del la educación pasa, al igual que la solución a todas las formas de violencia que el capitalismo genera en la sociedad, por la lucha de los trabajadores y todos los explotados contra el capitalismo y el gobierno que lo defiende. Cualquier otro planteo es pura utopía reaccionaria.

—————————————————–
Publicado en CONSTRUYENDO N°55. Mayo de 2014

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google