Espacio Votamos Luchar. Entre Mordiscos y Dentelladas Votemos Luchar


Al negocio de distracción más importante del planeta se le sumó un nuevo detalle. Manu chao cantaba hace unos años “fútbol, fútbol, fútbol, santa Maradona pide Fútbol”. Una pasión para millones de personas a nivel mundial, transformada en un multimillonario negocio de una multinacional (FIFA) que nunca arrojó pérdidas en sus balances, sino que por el contrario no dejó de aumentar sus ganancias.

Luis Suárez mordió o intentó morder a Chiellini, el tribunal disciplinario de FIFA actuó de oficio y fue sancionado con 4 meses de suspensión más una multa de algo más de 100.000 dólares. Miles de imágenes, ríos de palabras en la prensa impresa, en las redes sociales y horas y horas de programas radiales dedicados a todo este tema. Una nueva “causa nacional” ante una agresión a “nuestra identidad”, un ataque de los poderosos contra los pequeños que pueden “hacer daño” a sus negocios y aspiraciones. Hasta el presidente Mujica dedicó una de sus inefables intervenciones radiales al tema. No mucho más que decir de esa dentellada, que no sea recordar que Suárez no es un hombre muy letrado (como no lo son la mayoría de jugadores de fútbol de nuestro país), que es una de las personas más ricas del país y que necesita un profesional que lo ayude a resolver esa patología que debe arrastrar desde niño y que, evidentemente, no ha logrado superar. De todas maneras, puteadas más o puteadas menos, la mayoría de los uruguayos seguiremos mirando fútbol, deseando que pierdan unos, que ganen otros y soñando con que quizás alguna vez salgamos campeones.

Lamentablemente la mordida más grande está pasando desapercibida. Por ahora es negocio para la burguesía y el gobierno a su servicio que así sea, no será por mucho. Hace unas semanas el presidente Mujica utilizó otra de sus inefables intervenciones radiales para decirnos a los uruguayos que faltaba poco para lograr el ingreso per cápita de los países desarrollados que ronda los 27.000 dólares anuales. Pues, según los datos oficiales, el ingreso anual per cápita en nuestro querido país es de 17.000 dólares anuales, algo así como unos 30.000 pesos mensuales por persona. Si tomáramos una familia tipo de 4 personas, ese dato nos revelaría que 120.000 pesos ingresan por hogar mes a mes, lo que nos llevaría no solo a ser una excepción en la región, sino un fenómeno mundial que deberían imitar los cerebros de los organismos económico-financieros mundiales.
Un repugnante insulto a la inteligencia colectiva. Un vil malabarismo para continuar intentando ocultar la realidad de la depresión salarial, del empeoramiento de las condiciones de trabajo y de vida de las grandes mayorías, la más brutal depredación de la plusvalía generada diariamente por los trabajadores El 1% más rico se apropia del 50% de la riqueza, mientras que el 99% restante de una parte del otro 50%, puesto que el Estado, vía impuestos directos e indirectos, se queda con aproximadamente el 30% de los salarios sean estos del sector público o privado. Debería ser esa la “mordida” que despertara el interés y la indignación de los sindicatos y las organizaciones populares.

Mientras nos entretiene el mundial de fútbol y sus fenómenos debemos ir colocando en la cabeza de los trabajadores y el pueblo explotado que, sea como sea, con candidatos alternativos o con la abstención, se hace imperioso levantar programa y organización de los explotados, por y para los explotados. Nosotros optamos por la abstención, pero no pasiva, sino activa, por la defensa e impulso de un programa de enfrentamiento al capital y sus clérigos, por el fortalecimiento de la independencia de clase, por la disputa intransigente contra las dirigencias sociales, sindicales y políticas que pretendan sujetar los reclamos y aspiraciones populares a la “buena fortuna” de la burguesía multinacional o autóctona.

——————————————————
Publicado en CONSTRUYENDO N°56. Agosto de 2014

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google