Frente Patriotico Artiguista. Depto de Colonia. Estamos trabajando

Ciudad de Colonia del Sacramento, mes de junio del 2014
ANALIZANDO EL PASADO RECIENTE DEL FRENTEAMPLISMO



Continuando con el artículo del mes pasado, seguimos observando el comportamiento de nuestros gobernantes, la evolución o involución en materia política y económica por parte del progresismo frenteamplista.
En aquel caso comenzamos con la visión que se tenía sobre la deuda externa y los Bancos de Inversión. Aquel 15 de septiembre de 1987, en la charla que dio el Cr. D. Astori organizada por los obreros de FUNSA, había dos puntos más a tratar: Zonas Francas y Desmantelamiento del Aparato del Estado.
Con respecto a Zonas Francas el Cr. Astori analizaba: Hay muchas cosas en juego, creo que convendría definir que es una zona franca: Es un espacio físico, un espacio geográfico de un país, delimitado en el cual se pueden desarrollar algunas actividades económicas en condiciones diferentes a las que predominan en el resto del territorio al que esa Zona Franca pertenece. Condiciones diferentes desde el punto de vista económico, por ejemplo: beneficios, exenciones tributarias, créditos especiales, tarifas subsidiadas, en una palabra un conjunto de estímulos que funcionan exclusivamente en la zona delimitada geográficamente con algún interés.
Hace mucho tiempo que existen en el mundo, el tema no es nuevo. Durante la larga evolución histórica que han tenido, fueron cambiando de significado, al principio las Zonas Francas eran espacios fundamentalmente para hacer actividades comerciales, por eso incluso, se usaba otra expresión que no es Z. F. sino Puerto Franco.
¿Dónde se instalaban estas Zonas o Puertos Francos?
Se instalaban en puntos que estaban en el medio de rutas comerciales de importancia. Por ejemplo grandes rutas internacionales de comercio, allí en el medio de esas rutas se instalaban estas zonas como puntos intermedios, a donde llegaban las mercaderías, se almacenaban y luego se volvían a reexportar de ese puerto.
Interesaba reestimular ese puerto y al mismo tiempo interesaba estimular el movimiento comercial en esa ruta, entonces teníamos Z. F. en Gibraltar, en Singapur, en Hong Kong, puntos que pertenecían a trayectorias internas zonales muy importantes desde el punto de vista comercial.
¿Cómo surgieron las Zonas Francas en el Uruguay?
El primer antecedente fue en el gobierno de Baltasar Brum en 1923. Se instalaron la de Colonia y Nueva Palmira.
¿Con qué objeto?, el de estimular los puertos del Departamento de Colonia.
¿Por qué? Porque esos puertos estaban en la ruta de pasaje de los productos de los países hermanos, muy cercanos que no tienen salida al mar y tienen que salir por ahí, Paraguay y Bolivia y al mismo tiempo estimular los puertos de Colonia para que allí hubiera trabajo, comerciando mercaderías que vinieran del exterior y particularmente de esos países, porque no hay otros que puedan estimular el puerto de Colonia y el estimulo del comercio de productos uruguayos, una importancia esencialmente comercial.
La expansión del Capital cambia el CARACTER de las Zonas Francas.
Pero luego en el mundo las cosas cambian mucho. Como consecuencia de las necesidades permanentes y crecientes de expansión del capital a nivel mundial, buscando permanentemente nuevas ganancias sobre todo en las regiones atrasadas del mundo, regiones atrasadas que le ofrecen a ese capital por una parte toda una gama de recursos naturales, pero por otra parte una condición fundamental que ese Capital NO tiene en su origen y esto es de capital importancia para entender el tema - y son los salarios bajos, de la fuerza de trabajo local. Esto es un atractivo fundamental para que el capital circule por el mundo y quiera salir y salir porque sabe, que siempre hay un lugar en el mundo donde los salarios son 10 o 15 veces inferior a los que debe pagar en el país al que pertenece.
Cuando se comenzó a percibir, cada vez con mayor claridad, que la única manera de subsistir, con ese capital, era ir a buscar el salario barato a aquellas regiones del mundo que lo podían ofrecer, las mas atrasadas , las mas deseosas de empleo, las mas incapaces de generar empleo y salario para sus trabajadores, el capital se empezó a expandir por el mundo y empezó a enviar a los países atrasados aquellos procesos industriales que necesitaban mas de ese ingrediente fundamental con un salario bajo.
En un artículo del libro La Torta y las Migajas, del año 2010, de la Red de Economistas de Izquierda, dice: El proyecto de Capital, el proceso de reproducción ampliada del capital exige ampliar permanentemente los mercados. Esto se intensifico desde 1970- 1975. El desarrollo de las fuerzas productivas, - revolución científica y tecnología mediante-, generó economías de escala y capacidades de producción que requieren para su realización de la ampliación sustancial de los mercados. Para facilitarla se implemento un proceso de cambios institucionales que eliminaron las fronteras económicas a mercancías, capitales e inversiones directas. La desaparición del bloque socialista y la transición al capitalismo de China expandieron –como nunca antes- un mercado mundial profundamente interconectado, bajo la hegemonía de los Estados Unidos.
En el Cono Sur se aplicó a sangre y fuego desde los setenta una concepción económica que luego adquiriría en los noventa la denominación de Consenso de Washington con sus preceptos de apertura, desregulaciones, privatizaciones y reducción del tamaño y papel del Estado. Ante el fracaso, la derecha a desplegado una intensa ofensiva para neutralizar cualquier “alternativa al neoliberalismo”, que no le convenga. En ese marco, las reformas de segunda generación que impulsa el Banco Mundial, desde fines de los noventa, se presenta como una alternativa” progresista” en la medida que reconocen el papel del Estado,-aunque impulsan su despolitización a trabes de “UNIDADES TECNICAS Y AUTONOMAS”-, y su política asistencial de atención a la extrema pobreza.
En América Latina el bloque dominante logra que la “nueva izquierda” ejecute su “alternativa antineoliberal”: un progresismo que postula que es posible ir mas allá del neoliberalismo sin tocar el capitalismo, una nueva “tercera vía” que es presentada como alternativa “progresista”.
Las principales banderas discursivas de este nuevo consenso impulsado desde el Banco Mundial, son que el Estado es imprescindible para el desarrollo y el reconocimiento de que el mercado por si mismo no resuelve la pobreza, ni la inestabilidad económica.
Para poder afirmar que eso supera el neoliberalismo, se asume la falacia de reducir el proyecto del capital de las tres ultimas décadas a un estado mínimo que aplica las recetas del Consenso de Washington, bajo la responsabilidad del FMI y el BM.
Se oculta así que el Estado neoliberal intervino –y sigue interviniendo- intensamente a favor del CAPITAL FINANCIERO y las EMPRESAS TRANSNACIONALES, en un proceso expropiatorio que reestructuro radicalmente todas las relaciones sociales entre Capital y Trabajo en beneficio del primero. Ese proceso contó y cuenta con el RESPALDO DE EMPRESAS LOCALES y un CONJUNTO DE POLITICOS E INTELECTUALES que reproducen el discurso del bloque dominante.
La TERCERA VIA –reiteradamente fracasada en Europa y el resto del mundo- plantea “REFORMAR LAS REFORMAS”, corrigiéndolas y ampliándolas, reafirmando en entre otras, la apertura total de nuestras economías y la ELIMINACION de nuestro Estado productor. En esencia sostienen que las medidas a favor de la centralidad del mercado eran buenas, pero fueron mal implementadas debido a la ausencia de instituciones adecuadas. Cuestionan tanto las reglas formales (marco constitucional y legal), como las informales (cultura, hábitos e ideología).
Este proceso de reformas institucionales - que implica importantes modificaciones legislativas- tiene entre sus fines, por un lado políticas publicas asistencialistas para asegurar la cohesión social y legitimar el sistema, por otro estabilizar las reglas de juego y transparentar el Estado para hacerlo previsible para los inversionistas. Es un proceso de neocolonización que profundiza la primarización de la economía y se apropia del excedente generado.
Este proyecto del capital incrementa la brecha entre los países del centro y la periferia, el crecimiento de la pobreza, la desindustrialización, la perdida del control de los recursos naturales, y sobre todo, un retroceso ideológico en la mayor parte de nuestros países donde se asume que no existen alternativas al capitalismo.
Volvemos atrás a la charla que había dado en septiembre de 1987 el Cr. Astori. En la terminación de la misma decía: los cuatro vértices de este proyecto reaccionario de país:
1. PAGO DE DEUDA EXTERNA.
2. BANCOS DE INVERSION.
3. ZONAS FRANCAS.
4.DESMANTELAMIENTO DEL APARATO DEL ESTADO., implicaría dar un salto tan mayúsculo hacia atrás que prácticamente dejaría al Uruguay desde muchos puntos de vista funcionando como una COLONIA, sin posibilidad de decisión. Lo comparo con la Colonia porque Colonia es todo aquel territorio donde no hay capacidad autóctona de decisión, donde alguien domina hasta las decisiones más esenciales, más allá de los símbolos patrios. Imagínense ustedes lo que podría pasar si por ejemplo viene alguien a cobrar deuda externa, se queda con tierras o empresas y esas empresas o tierras pertenecen a su vez a una zona franca y en esa zona franca que no hay ningún control y se agregan los beneficios que ya tuvieron, por ej. cobro de la deuda externa.
Prácticamente se lleva adelante un proyecto facilitado por los bancos de Inversión que se podrían instalar de acuerdo a este proyecto conservador de país. Al mismo tiempo tener cada vez menos control de un Estado que se achica, se desmantela y cada vez existe menos.
Imaginen ustedes ahora sobre la base de todo este conjunto de argumentos lo que pasaría, operando y superponiéndose y acumulándose. Sería extraordinariamente grave.
Estarían en juego valores que nosotros ya creíamos que estaban suficientemente asentados y consolidados en el país.
CONCEBIR ENTRE TODAS/OS EL BUEN VIVIR ARTIGUISTA ES HACER LA UTOPÍA
LA LUCHA POR EL SOCIALISMO, ES EL DERECHO A CONSTRUÍR UNA VIDA DIGNA

————————————————
Publicado en CONSTRUYENDO N°56. Agosto de 2014

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google