Convocatoria al VIII Encuentro Guevarista Internacional. Chile, enero de 2015

A la clase trabajadora internacional
A los pueblos del mundo que luchan contra la explotación
A las organizaciones revolucionarias del mundo entero



El capitalismo mundial, su régimen de explotación, dominación y miseria viene atravesando una importante crisis desde hace siete largos años. Dicha crisis, para los pueblos trabajadores del mundo entero, se ha convertido en un aumento insostenible de las condiciones de explotación y dominación contra la clase trabajadora internacional. El imperialismo, impulsado por la sed y el hambre incontrolable de ganancias, golpea con brutalidad en todos los territorios dueños de riquezas naturales, como también a quienes amenazan de alguna manera u otra su poder o dominación.
Pero los pueblos trabajadores del mundo entero resisten con dignidad, convicción y entereza. Con inteligencia, astucia y audacia enfrentan los embates criminales de los estados y ejércitos asesinos y genocidas de los Estados Unidos, la OTAN, Israel y sus socios menores. De hecho, el recién pasado 2014 estuvo marcado por la resistencia en el mundo entero contra la violencia reaccionaria de la burguesía internacional. Muestra de aquella resistencia popular, anticapitalista y antimperialista, son las heroicas jornadas de lucha desarrolladas por el pueblo palestino ocupado y cercenado por Israel; la resistencia del pueblo kurdo oprimido por Turquía y azuzado por el terrorismo del ISI; la heroica guerra de liberación desarrollada por los pueblos de Nuevo Rusia contra el Estado fascista de Ucrania, apoyado por el imperialismo yanqui-europeo y su brazo armado: la OTAN; y las movilizaciones obreras que estallan por todo Europa contra las medidas de “austeridad” (aumento de la explotación) que afecta todos los trabajadores y trabajadoras.
Como sabemos, las resistencias y las luchas del mundo entero tomaron un nuevo y potente rumbo en todo el orbe. Teniendo como importante protagonistas a organizaciones revolucionarias y socialistas como el FPLP de Palestina y el Partido de los Trabajadores del Kurdistán que, guiados por la justeza de la resistencia antiimperialista dotan todas sus luchas de nítidos contenidos socialistas, cuestión que como sabemos los revolucionarios, no puede ser de otro modo. Toda lucha contra el imperialismo, en cualquiera de sus formas, es necesariamente una lucha contra el capitalismo y viceversa. Los trabajadores y trabajadoras de Nuevo Rusia también son muestra de aquello. No bastó con luchar por la independencia nacional respecto al estado de Ucrania y su gobierno fascista, sino que también hubo que expropiar a la burguesía ucraniana y a todos los medios de producción estratégicos; democratizar el poder político y disolver las fuerzas armadas para armar al conjunto del pueblo trabajador en defensa de la nueva patria, sin explotación burguesa y por supuesto sin fascismo.
Por otro lado, en nuestras tierras latinoamericanas, la lucha revolucionaria protagonizada por la vanguardia insurgente colombiana da nuevos bríos. El gobierno narco-terrorista de Santos no tiene más opciones, ante la imposibilidad estratégica de derrotar la insurgencia colombiana y a sus organizaciones revolucionarias, de buscar una “salida política” al conflicto de clases, puesto que después de casi dos décadas de “Plan Colombia” las organizaciones revolucionarias y las masas trabajadoras de niegan a ser derrotadas. De modo no muy diferente, la clase trabajadora y el campesinado paraguayo asume, cada vez más fuerza, el camino ofensivo contra el poder y brutalidad de una burguesía que jamás ha permitido si quiera, una oposición democrático-liberal proveniente de su misma clase.
Los revolucionarios de todos los continentes, durante el último año y en medio de la crisis mundial de las economías capitalistas, hemos sido conscientes de que el mundo entero ha sufrido importantes cambios. Los trabajadores del mundo agotados de la explotación y la violencia burguesa, han ido asumiendo, en muchos casos, posiciones políticas más ofensivas ante la imposibilidad de encontrar, frente a los explotadores, caminos distintos de justicia y libertad. Y es que imperialismo no conoce más que explotación y violencia. Bien sabemos, los trabajadores y trabajadoras del mundo, que todo su régimen se ha fundado sobre la sangre incalculable de ciento y miles de millones de obreros explotados y pisoteados por las bestias dueñas del poder y la riqueza.
El camino de Nuestra América, que no es más que el camino del mundo entero, no puede ser otro que el trazado por los revolucionarios colombianos y paraguayos; por los trabajadores y trabajadoras mexicanos que resisten estoicos el avasallamiento de su vida y su fuerza de trabajo; el camino de la resistencia popular palestina, kurda y novorrossa; el camino de las movilizaciones obrera en Europa; y que no son más que el camino histórico trazado por Ernesto Guevara, Miguel Enríquez, Mario Roberto Santucho, Camilo Torres y cientos de miles de hombres y mujeres honrados del mundo entero.
Y es que simplemente no hay más camino que el ya trazado a lo largo y ancho de la historia; desde los comuneros parisenses; los revolucionarios bolcheviques, vietnamitas y los rebeldes cubanos que desafiaron al imperialismo a un puñado de kilómetros de su territorio.
Los gobiernos burgueses de todo signo de América Latina, en su fracaso, dan muestra de aquello también. En el mejor de los casos, han distribuido miserablemente parte de la renta impulsando algunas reformas estéticas e inermes que no han hecho otra que alimentar y potenciar algún sector burgués sobre otro, enmarcada en la disputa inter-monopólica alineada con EEUU o China y Rusia.
***
Este enero del 2015 en Chile, las organizaciones revolucionarias agrupadas en la Coordinadora Guevarista Internacionalista, el Encuentro Guevarista Internacional y organizaciones junto a organizaciones aliadas y hermanas, nos reuniremos a estrechar lazos y criterios sobre el cómo pensar y actuar en esta lucha a muerte contra el capitalismo y el imperialismo.
Porque sabemos que no hay más opción que la unidad internacional de los revolucionarios y que debemos transitar juntos los caminos que nos enfrentan contra la explotación y la enajenación, es que invitamos a los revolucionarios consecuentes de Nuestra América y de Chile a participar del próximo Encuentro Guevarista Internacional a discutir sobre el largo camino de lucha contra la burguesía y el imperialismo.

CONTRA EL CAPITALISMO Y EL IMPERIALISMO
HAY QUE HACER LA REVOLUCIÓN

————————————————-
Publicado en CONSTRUYENDO N° 57. Febrero de 2015

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google