Impunidad


Es concepto indica que los crimenes de cualquier tipo quepan sin juicio y por ende sin castigo. En el periodo que va desde 1966 hasta 1985, para acotar un periodo de tiempo, se han producido los crímenes más aberrantes que se tengan memoria. Las persecuciones por razones ideológicas, en los liceos golpizas con palos y cadenas, los allanamientos con posterior saqueo y destrucción de propiedades lo mismo que en los trabajos, secuestros de militantes estudiantiles, gremiales y políticos, torturas, aparición de torturados muertos y coloraría los desaparecidos que obra de las Fuerzas Armadas y de los paramilitares que se convirtieron en el brazo armado de una burguesía que era impotente frente a los reclamos del pueblo.

El golpe de estado fue un mojón que marca la profundización de dicho proceso, con una guerrilla quebrada, militar y moralmente, se dio a la caza de cualquier disidente, era lo mismo los restos de una güerilla que un simple ciudadano que expresaba su disconformidad, todos eran objetivos militares.

Esa política de guerra sucia fue apadrinada por el gobierno de EEUU encabezado por Nixon y su secretario Kissinger que fue el ideólogo de todas las llamadas “guerras sucias” que dejaron cientos de miles de muertos en América Latina y con un retroceso, económica, social y políticamente, varias generaciones.

Uruguay no es ajeno a esto y con la bendición del Tío Sam, el “progresismo” sigue adelante expoliando a un pueblo.

COMUNA DEL BARRIO SUR
Héctor Fernández

——————————————-
Publicado en CONSTRUYENDO N°58. Mayo de 2015

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google