Entrevista a Rosario Piedra Cueva de la Agrupación de Trabajadores Independientes del Hospital Pasteur.

Avance del clasismo en sindicato de Salud Pública.



I.F.: Ustedes se presentaron a las últimas elecciones de la FFSP integrando una nueva lista. ¿Cómo fueron los resultados?

R.P.: La lista 642 logró la mayoría de los cargos de la Comisión Interna (sindicato de base)vdel Hospital Pasteur, entre ellos el de Presidente y Secretario de la misma. En las nacionales y departamentales adherimos a la 20 de Octubre pero a la fecha no tenemos resultados oficiales de esas elecciones.

I.F.: ¿Porque se llama lista 642?

R.P.: Es una muy sentida reivindicación de los trabajadores de la salud. El trabajo en esta área es sumamente estresante, y más si le sumamos las pésimas condiciones de trabajo. El “6” es en defensa de las 6 horas diarias de trabajo (recomendación de la OMS) y el “42” es por cuatro días de trabajo y dos de descanso.

I.F.: Cómo surgió la agrupación, cómo está integrada?

R.P.: Es una agrupación con mayoría de gente joven, con pluralidad de ideologías, algunos compañeros con vasta experiencia sindical, otros recién comienzan, pero el móvil que principalmente nos unió fue la necesidad de la refundación de la Comisión Interna. Para eso hay que conocer la situación del sindicato, que tras más de 15 años de una dirección alejada de los trabajadores, ha entrado en un estado de descomposición que ha producido el total descreimiento de los trabajadores en la herramienta sindical. El clientelismo, la corrupción, el patoterismo, la persecución a quien piensa diferente, lo ha convertido en un sindicato de puertas cerradas y consideramos que ya no era más útil para defender nuestros intereses. De ahí que hablamos de refundación.

I.F. : Los casos de corrupción ya conocidos en la Federación, alcanzaban también a la Comisión interna?

R.P.: Sin duda. Cuando los procesamientos de Toshiba y Silva, los trabajadores reaccionaron pues ya no se pudo tapar más el abuso. Tenemos el caso de quien era presidente de la Comisión Interna, Andrés Guedes, quien fue separado del cargo por la propia Federación, por el repudio general de los trabajadores por sus prácticas corruptas en relación a las empresas tercerizadas, este caso está en la justicia. La comisión de ética de la Federación resolvió su expulsión del sindicato por las denuncias de coimas y beneficios personales.

I.F..: Los trabajadores tercerizados integran el Sindicato?

R.P.: Sí, ese también fue un logro porque los trabajadores eran afiliados pero para votar (fue una jugada de la burocracia), pero en el último congreso se logró que tengan los mismos derechos que todos los afiliados y puedan representarnos.
En el Pasteur, y todo ASSE, hay trabajadores de primera, segunda, tercera categoría. La situación de los tercerizados es la más precaria de todas. Luego hay muchos sistemas de contratos, lo que hace que los trabajadores tengamos distintas remuneraciones y condiciones de trabajo diferentes, aunque desempeñemos la misma tarea. Esta es la forma que la administración ha impulsado para mantenernos los salarios bajos. Los contratos chatarra, la flexibilización laboral, las diferencias salariales, los contratos de función pública son la norma en ASSE. Esto debido a que no hay presupuesto adecuado para la Salud Pública (sumado a la corrupción), y los trabajadores somos los que llevamos sobre nuestros hombros el peso de brindar una atención que tenga “cierta” calidad. Pero nosotros también defendemos nuestra “calidad” de vida, por eso las 6 horas y el 4 y 2 así como la mejora del salario.

I.F.: Qué otras reivindicaciones tienen?

R.P.: Llevar el salario mínimo a 10 BPC ($ 30.000). Contra la rebaja salarial (por un voto se perdió en el Congreso de la FFSP que el convenio colectivo firmado por Beatriz Fajián y Pablo Cabrera fuera denunciado por perjudicar a los trabajadores). La eliminación de los servicios tercerizados, pasando los trabajadores a la presupuestación, el ingreso de personal, mejora de las condiciones de trabajo como entrega de uniformes, comedor para funcionarios, guardería. Hacia la interna del sindicato, cambiar los reglamentos de la Comisión Interna con una apertura hacia la participación de los trabajadores de base, fortalecer el plenario de delegados de los sectores, etc.

I.F.: Como es el relacionamiento con la FFSP?

La Federación se desentiende bastante de los sindicatos de base. Una de las formas es a través de la partida que nos entrega que es ínfima con respecto a lo que aportamos los trabajadores. Esto provoca que las comisiones internas tengan poco presupuesto para funcionar con independencia.

I.F.: Cómo es eso? La Federación es la que recauda?

R.P.: Sí, la Federación administra la cuota de los afiliados, cuyo porcentaje es muy alto por la sobrecuota que se agregó para la Colonia de Vacaciones, pero en el último Congreso de la FFSP nuestros delegados llevan la propuesta de reducción de la cuota, congreso que se realizó en un marco de denuncias de corrupción del manejo de esos fondos.
La Federación ahoga a las comisiones internas pues las partidas son totalmente insuficientes para funcionar. Sin embargo cada dirigente nacional y departamental de la Federación cobraba 32.000 pesos (importe que también bajó al sueldo mínimo del sector) lo que era mucho más que lo que le dan a la comisión interna.
Tampoco se respeta la representatividad de las comisiones internas en los congresos, donde cada sindicato por estatutos tiene un delegado cada 50 afiliados, achicando la representación de las mismas.

I.F.: Querés agregar algo más?

R.P.: Ha sido todo un desafío esta primer etapa, sabemos que lo más duro es lo que se aproxima, pero tenemos confianza en nuestra clase, la clase trabajadora, tenemos confianza en nuestros delegados por su honestidad, sacrificio y combatividad. El mundo será de los trabajadores y nosotros estamos aportando nuestro granito de arena. Arriba los que luchan!

I.F.: ARRIBA!!

——————————————
Publicado en CONSTRUYENDO N°58. Mayo de 2015

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google