El gobierno del Frente Amplio se prepara para la guerra contra el pueblo



Al mismo tiempo que lanza contra los trabajadores un nuevo ajuste fiscal, el gobierno del Frente Amplio acelera el fortalecimiento del aparato represivo el estado.
Es claro para la burguesía y sus mandaderos de turno en el gobierno, que deberá enfrentar luchas populares de los mas variados tipos ante sus políticas que condenan a la pobreza y la miseria a la gran mayoría de la población.

Es por eso que el énfasis está puesto en el desarrollo de la militarización de la policía, mecanismo que le permite al gobierno disponer fuerzas de carácter militar para enfrentar las luchas sociales de los más variados tipos que prevé se producirán en el corto plazo, sin tener que recurrir (por lo menos en el corto plazo) a sacar abiertamente el ejercito a la calle.

En este sentido la vedette del gobierno es la Guardia Republicana a la cual no solo se la ha dotado de jurisdicción nacional, sofisticado armamento y cientos de ex miembros de las fuerzas armadas, sino que ahora se anuncia que se la unificará con la policía caminera, dándole el control de toda la circulación en el país.

Con la unificación de la Guardia Republicana y la Policía Caminera, se genera un escenario donde las rutas nacionales serán jurisdicción de esta tropa de choque, lo cual simplifica procedimientos, por ejemplo para lanzarla a reprimir en el caso de movilizaciones que impliquen cortes de ruta.

Cuando Bonomi asumió el ministerio, la Guardia Republicana tenía jurisdicción solo sobre Montevideo. El anterior gobierno del Frente Amplio, en acuerdo con todos los partidos políticos tradicionales de la burguesía, le dio alcance nacional a la Republicana, le encargó el control de ingreso a las cárceles y comenzó un proceso de aumento de su personal y equipamiento. Ahora ya se habla de que esta organización compone “la cuarta Fuerza Armada” por su poder de fuego y el numero de sus agentes.

Según se publica en un reciente articulo periodístico “Más de medio centenar de patrulleros pick-up, tres blindados rusos todoterreno (apodados “El Tigre”) capaces de desarrollar velocidades de hasta 140 kilómetros por hora y registrar imágenes en un radio de 360 grados, 500 fusiles de asalto AK-103, 150 fusiles Bushmaster M-4, y 200 armas cortas Izhevsk, además de un lanzagranadas GP-30, son sólo algunas de las adquisiciones que se realizaron para engrosar las reservas de la Republicana” (La Diaria, Montevideo, 3-6-2015
http://ladiaria.com.uy/)

Este aumento del armamento se complementa con el pasaje de mas de 400 integrantes de las FFAA a la Guardia Republicana y con la perspectiva de cientos de nuevos ingresos a esa fuerza.
Se constituye una fuerza con jurisdicción nacional, con capacidad de control no solo de los principales centros urbanos sino también de las rutas nacionales, fuertemente armada y con personal militar.
No es de ninguna manera una exageración decir que el gobierno del Frente Amplio se prepara para la guerra abierta contra el pueblo.
Por supuesto que la escalada represiva que prepara el gobierno no queda ahí, Bonomi, dijo recientemente en una entrevista en El Espectador que están “comprando un avión” y “vamos por dos helicópteros también”. Además anuncio la compra de drones y anunció que “tiene que seguir incorporándose tecnología” ya que la “vigilancia aérea debe ser fuerte”.

En la misma entrevista dijo que se va a “seguir trabajando en la videovigilancia”, añadiendo más barrios de Montevideo y zonas del país.
En definitiva el Frente Amplio lleva al país, paso a paso, a un régimen policial, con una policía cada día más militarizada, preparándose para enfrentar con toda la fuerza de sus aparatos represivos a las luchas populares que seguramente se darán contra su política de empobrecimiento del pueblo, en beneficio de los grandes capitalistas.

—————————————————
Publicado en CONSTRUYENDO N°59. Junio de 2015

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google