Transporte: Para definir una plataforma de lucha, Convocar a una Asamblea General

Múltiples desafíos tienen los trabajadores del transporte a partir del desconocimiento de los Convenios Colectivos por parte de las patronales y de la claudicación de las dirigencias mayoritarias que apuestan todo a las reuniones de conciliación en los ministerios del gobierno “progresista”.



En estos meses se están desarrollando varias situaciones de conflicto en las filiales del transporte reunidas en la UNOTT. Existen 20 conflictos en el transporte y una total falta de interés, por parte de la conducción de la UNOTT de encaminar esas batallas en un plan de acción que las unifique y que coloque el centro de la actividad en la acción de masas, desviando toda la energía acumulada por los trabajadores hacia los despachos del MTSS y del MTOP. Así el caso de los trabajadores de la empresa COTMI que están soportando la represión sindical y el incumplimiento de los laudos, los trabajadores de Rutas del Sol, de La Norteña, de TURESTE, COPSA, talleres de COME y CUTCSA, el taxímetro, entre otros, con reclamos particulares, pero con un eje que atraviesa todas las situaciones, desconocimiento total por parte de la patronales de lo firmado en el MTSS. La UNOTT que pretende conjugar a todos los trabajadores transportistas, a pasos agigantados se está transformando en un organismo burocrático, con dirigentes que van a mediar en los conflictos en vez de ponerse al servicio de las luchas para unificarlas. Han repartido el Ejecutivo a imagen y semejanza del Secretariado Ejecutivo del PITCNT, con cuotas de poder entre las corrientes mayoritarias que, a su vez responden a los partidos del gobierno. Desde nuestro sindicato hemos impulsado, hasta hoy sin mayor éxito, la realización de una Asamblea General de todo el transporte que defina el programa, la plataforma, los métodos y las formas organizativas para enfrentar la ofensiva patronal y la complicidad del gobierno.

Lamentablemente reunión tras reunión se va confirmando lo que muchos compañeros intuíamos desde hace algún tiempo, todos los discursos y accionar van encaminados ha aplastar las luchas. La conducción mayoritaria ha dado vuelta la máxima de Artigas de que los más infelices sean los más privilegiados. Hace gala de sus potentes organizaciones y reclaman que los recién organizados “se pongan los pantalones largos”. Desembarcan donde existen situaciones de conflicto y rápidamente gestan entrevistas con el gobierno para llevar el foco de atención hacia allí. Han sacado a relucir toda su parafernalia argumental contra la Tendencia Clasista y Combativa por tener la osadía de realizar una acción propia el 1º de Mayo próximo. Han explicitado el acuerdo realizado entre el frente sindical del Partido Comunista y el grupo Articulación par aplastar las disidencias y colocar como un hecho de características estratégicas un próximo triunfo electoral del FA. Aún así, las voces de disconformidad no son acalladas. Es cada vez más evidente que las filiales del interior y los sectores clasistas de las filiales de mayor peso van ganando espacios y abren la posibilidad cierta de revertir éstas situaciones descritas. Nuestra tarea es militar consecuentemente para convencer a las filiales de la necesidad de llegar a una asamblea de todo el transporte, el advenimiento de los próximos Consejos de Salarios es una oportunidad importantísima para ello. Pues las posibilidades de mover las posturas de las filiales mayores a partir de convencer a sus dirigentes, se alejan a medida que se acercan los tiempos electorales.

* Secretario General del Sindicato del Taxi (SUATT). Integrante de la Tendencia Clasista y Combativa.

Publicado en el Construyendo Nº30 de mayo de 2008

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google