Autor: Búsqueda de “El artículo que presentamos de Daniel Bensaïd (1946-2010) fue publicado en Convergencia Socialista Nº 12, México, noviembrediciembre 2000, revista del Partido Revolucionario de los Trabajadores. (Ernesto Herrera – Colectivo Militante)”

Memoria: A 70 años del asesinato de Trotsky. Escribe: Daniel Bensaïd

El 20 de agosto de 1940, Ramón Mercader del Río, alias Frank Jacson, alias Jacques Mornand, asestaba el golpe mortal a León Trotsky en su refugio mexicano de Coyoacán. Era, según Víctor Serge, la “medianoche del siglo”: un año después de la victoria fascista en la guerra civil española; cuando Hitler y sus tropas nazis avanzaban imparables en los campos de batalla de Europa; mientras Stalin aseguraba su dominio despótico en la URSS y en el “movimiento comunista” internacional.70 años más tarde, el mundo se parece en casi nada al de entonces. Pero ese asesinato político, “uno de los crímenes más reveladores del siglo XX” -como lo define el notable escritor cubano Leonardo Padura -, es un acontecimiento contemporáneo. Un símbolo emblemático de lo que fue el stalinismo.
Que, a su vez, explica la crisis y posterior derrumbe del sistema totalitario mal llamado “campo socialista”. Vale decir, la historia de ahora mismo.
Habría pues que utilizar este nuevo aniversario para re-pensar el horizonte de nuestra lucha socialista. Dejando a un lado la gestualidad litúrgica. Además, claro está, de rescatar la memoria que alguna vez la infamia pretendió sepultar. Por el camino quedaron cuarenta millones de personas - “gente común” - víctimas de un Estado brutal, burocrático, policial, que estimuló sistemáticamente la delación y la traición. Y dos millones de miembros del Partido asesinados en las prisiones y en los campos del Gulag. También, una cifra incalculable de verdaderos comunistas que se atrevieron, con coraje militante y decisión política, a
desafiar la máquina contrarrevolucionaria del estalinismo. Es difícil borrar o banalizar esas huellas de la historia. Sería, por otra parte, inmoral. El recuerdo, entonces, continúa actual. Así como la reivindicación de una herencia esencial:la de León Trotsky.